EFETegucigalpa

La Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación Pública de Honduras, que aglutina a un sector de médicos y maestros, instaló este martes en Tegucigalpa su "Diálogo ciudadano alternativo" orientado a mejorar los sistemas sanitario y educativo del país, al que asistieron al menos dos altos funcionarios del Gobierno que preside Juan Orlando Hernández.

"Este ejercicio democrático ha sido generado desde el pueblo que clama por un mejor porvenir, ante una clase política que no solo detenta el poder para su propio beneficio, sino que olvida que el verdadero poder descansa en ese pueblo y no en el cargo que ejerce transitoriamente", enfatizó la coordinadora de la Plataforma y presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa.

Agregó que el diálogo ciudadano alternativo "será un ejercicio participativo, incluyente, objetivo y propositivo entre diferentes personas, grupos y sectores de la sociedad hondureña".

Figueroa señaló además que el diálogo incluirá a "representantes del Estado y de organismos internacionales y de cooperación que convergen en función de los intereses generales de la sociedad, para diseñar un plan para el mejoramiento integral del sistema nacional de educación y salud pública".

"Este plan busca recuperar el sistema de salud y educación pública del país que hoy se encuentra tercerizado, bajo un modelo de gestión, de servicios y que finalmente pueda garantizar que la salud y la educación sean reconocidos y garantizados como derechos fundamentales y no como bienes del Estado, como en este momento está sucediendo", acotó.

El Gobierno estuvo representado por los viceministros de Educación, Javier Menocal, y Gobernación, Nery Cerrato.

El diálogo, paralelo a otro iniciado la semana pasada por el Gobierno con otros sectores, incluidos galenos y docentes que no integran la Plataforma, fue instalado en la sede del CMH con miles de personas, entre maestros, médicos, diplomáticos, enfermeras, estudiantes y representantes de otros sectores.

Muchos de los asistentes no pudieron ingresar al auditorio del CMH, que resultó insuficiente ante la multitud congregada, la que en buena parte siguió la inauguración a través de dos pantallas gigantes con señal de televisión en directo.

Entre los invitados al diálogo de la Plataforma figuran el presidente de la Confederación Médica Latinoamericana, Aníbal Cruz, boliviano, y Esperanza Taises, consultora y catedrática de la Universidad de Costa Rica.

Cruz agradeció la invitación y resaltó que a nivel mundial los médicos están "preocupados" por lo que está ocurriendo en Honduras.

"Permanentemente hemos estado enterados y además haciendo seguimiento de toda la problemática que lleva más de 30 días, con un paro general en Honduras", agregó.

Dijo además que desde 2015 había un intento de privatización de la salud del pueblo de Honduras y que "el derecho a la salud es el derecho humano a gozar sin distinción alguna del más alto nivel de salud que permita a cada persona vivir dignamente".

El profesional boliviano destacó que en los países pobres el sistema de salud es tan precario que se ven niños en cajas de cartón, hospitales colapsados, farmacias generalmente desabastecidas y muerte, entre otros problemas.

En su opinión algunos factores condicionantes de esos problemas son "la pobreza, el subdesarrollo, las políticas inadecuadas, bajo presupuesto en salud, corrupción de los gobiernos, intereses económicos comerciales, una industria farmacéutica que monopoliza el mercado de la salud y la falta de acceso a los medicamentos".

"El hombre ha desarrollado, pero está terminando en un código de barras por la privatización existente en los monopolios de salud" y "nosotros los profesionales no somos opositores a ningún gobierno, pero sí somos contestatarios técnicos para dar una solución para el bienestar de nuestros pueblos", indicó Cruz.

El director de Casa Alianza Honduras, José Guadalupe Ruelas, dijo a EFE que el régimen de Hernández "ya no puede hablar con la población" y que "ante la falta de ese espacio, la ciudadanía se ha autoconvocado por medio de la Plataforma para la defensa de la salud y educación pública, y hoy diversos sectores de la población están reunidos para tratar de generar alternativas para la patria".

"Pero no podemos mejorar la salud y la educación si no volvemos a la institucionalidad; es decir, en un régimen ilegítimo es difícil construir una educación y una salud realmente para el pueblo", acotó.

Mientras se celebraba el diálogo auspiciado por maestros y médicos, en varias ciudades del país de nuevo hubo protestas en solidaridad con la Plataforma, que lleva un mes y medio exigiendo mejoras de los sistemas de educación y salud.

Para mañana y el jueves el Gobierno tiene previsto continuar su diálogo con otros sectores, al que ha invitado a los líderes de la Plataforma, quienes han dicho que no asistirán porque es "falso".