EFEWashington

Uno de los principales oradores del Foro Global del Tabaco y la Nicotina 2019 (GTNF, en sus siglas en inglés), el investigador Kristalinos Farsalinos, apuntó este miércoles al "mercado negro" de los líquidos que se usan en los cigarrillos electrónicos de las recientes muertes en EE.UU. y Canadá asociadas con el uso de los mismos.

"El mercado negro es mucho más barato y no hay control de calidad (...) Los cigarrillos electrónicos se han usado durante los últimos diez años y no ha habido casos, y ahora, de repente, ha habido un brote de casos muy graves", apuntó Farsalinos, del Centro Onassis de Cirugía Cardíaca, en una rueda de prensa.

Farsalinos fue uno de los principales oradores del Foro Global del Tabaco y la Nicotina 2019 (GTNF, en sus siglas en inglés), que se celebra estos días en Washington y que reúne a médicos y a representantes de la industria tabaquera.

Durante los últimos dos meses, un brote de cientos de casos de enfermedades pulmonares inflamatorias agudas, como neumonía eosinofílica, hemorragia alveolar difusa o neumonía lipoidea, vinculados al consumo de cigarrillos electrónicos, ha ocurrido en Norteamérica, causando nueve muertes confirmadas en EE.UU. y Canadá.

En respuesta, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado que planea prohibir la venta de líquidos de sabores de cigarrillos electrónicos, que, según él, afectan principalmente a "niños inocentes".

Para Farsalinos, estos casos "no están relacionados con el uso convencional de cigarrillos electrónicos que han estado durante años en el mercado de EE.UU. y global".

"Si no, hubiéramos observado brotes similares en años anteriores o en otros países", justificó.

El experto griego argumentó que los aceites TCH (Tetrahidrocannabinol), que se pueden encontrar en el mercado negro por precios muy inferiores, "usan espesantes para aumentar la viscosidad, mejorar el sabor y eliminar el olor característico", que hacen el tabaco electrónico atractivo para los consumidores.

En este sentido, Farsalinos pidió a las autoridades que "sigan a la ciencia" para legislar en un sector con un gran problema de credibilidad y criticó que se intente prohibir productos que son "más saludables" para los consumidores.

La semana pasada, los gubernamentales Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. recomendaron no recurrir al mercado negro.

"Cualquier persona que use un cigarrillo electrónico o un producto de vapeo no debe comprar estos productos (por ejemplo, cigarrillos electrónicos o productos de vapeo con aceites de THC o CBD) en el mercado de la calle, y no debe modificar o agregar ninguna sustancia a estos productos que no estén destinados por el fabricante", aclaró la institución sanitaria.

Por otro lado, para el director de comunicación para Latinoamérica y Canadá de la compañía tabaquera Philip Morris, Javier Marín, el mayor reto de la industria tabaquera "es el desarrollo de innovaciones que reducen el riesgo de exposición a elementos tóxicos.

En este sentido, defendió en declaraciones a Efe que su compañía lleva más de una década trabajando para desarrollar investigaciones y productos "libres de humo", como un tipo de tabaco que se calienta pero no quema o el uso de nicotina líquida, que mitigan la exposición a humo entre un 90 y un 95 %.