EFEGuatemala

Guatemala llegó este martes a las 2.233 muertes por la COVID-19 y 57.966 contagios en total del coronavirus tras reportar 11 decesos y 979 nuevos casos en las últimas 24 horas.

El Ministerio de Salud guatemalteco señaló en su última actualización de datos que los 979 nuevos contagios fueron detectados tras realizar 3.574 pruebas.

El país centroamericano ha realizado un total de 185.374 test para detectar la enfermedad, una de las cifras más bajas del continente según organismos internacionales.

La diputada de oposición y exministra de Salud guatemalteca, Lucrecia Hernández, criticó este martes que el 48 por ciento de las pruebas realizadas en las últimas semanas -44.000 aproximadamente- fueron en su mayoría realizadas en laboratorios privados y pagadas por la población.

Además, indicó que el 71 por ciento de los test "son de antígeno, que no son tan confiables como las PCR".

El hospital San Juan de Dios, uno de los dos más grandes del país, reportó el domingo un descenso de casi el 50 % en los casos moderados y severos de coronavirus, aunque contabilizó un aumento del 60 % en la atención a pacientes por otras razones.

El 23 de julio, las autoridades informaron sobre 59 muertes por el virus, la cifra diaria más alta desde que fuera detectado el primer caso positivo el 13 de marzo y la primera muerte, dos días más tarde.

Guatemala batió el 9 de julio su propio registro de contagios en un solo día con 1.247 nuevos casos.

El presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, ordenó el pasado 27 de julio el cese del confinamiento impuesto el 15 de marzo.

El final de la cuarentena fue organizado mediante un sistema de alertas por color para cada uno de los 340 municipios del país, y cambia cada 15 días con base en la cantidad de contagios en el poblado.

La última actualización del Gobierno el pasado domingo señaló que 169 municipios -prácticamente la mitad del país- se encuentran en el máximo nivel de alerta (color rojo), otros 100 están en alerta alta (naranja), 71 en alerta moderada (amarillo) y ninguno en verde.

El cese del confinamiento representó la reapertura, por primera vez desde el 15 de marzo, de restaurantes, centros comerciales, iglesias y el transporte público, aunque muchos sectores se han negado debido a los riesgos que representa el virus.

La tasa de mortalidad en el territorio guatemalteco es de 13,2 decesos por cada 100.000 habitantes y la letalidad es del 3,9 %.

El 72 por ciento de los fallecidos en Guatemala son hombres y el rango de edad con más letalidad de la COVID-19 en el país está entre los 60 y 69 años.