EFETegucigalpa

Honduras cumple este lunes 16 meses desde que registró la primera muerte a causa del coronavirus SARS-CoV-2, y desde entonces la cifra de decesos se acerca a los 7.600, aunque médicos que están en primera línea de lucha contra la enfermedad creen que podrían ser muchos más.

Fue el 26 de marzo de 2020 cuando el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) anunció la primera muerte de un paciente enfermo de covid-19 en el país centroamericano.

El hombre, de 60 años, falleció en el Hospital Leonardo Martínez Valenzuela de San Pedro Sula, norte del país, al complicarse con una cardiopatía y neumonía.

La pandemia, cuyos primeros dos casos en el país se dieron a conocer el 11 de marzo del año pasado, suma hoy en Honduras 286.635 contagios, siendo la cuarta nación de Centroamérica por número de casos después de Panamá, Costa Rica y Guatemala.

SUBREGISTRO

El médico hondureño Henry Alvarenga dijo hoy a Efe que la pandemia de coronavirus se ha extendido en todo el país, pero no se han registrado todas las muertes debidamente.

"Hay un enorme subregistro, por lo que muchos fallecidos por covid-19 no salen a la luz pública ni están en las estadísticas nacionales, simplemente porque mueren en casa o en hospitales, pero con sospechas de covid", explicó.

El especialista indicó que las cifras oficiales "son totalmente falsas" debido a la "falta de estructura, infraestructura y planificación" para procesar una gran cantidad de pruebas PCR, por lo que "hay un enorme subregistro no solamente de muerte, sino de contagios".

Afirmó que el número "más real" de fallecidos por coronavirus en Honduras son las que registran las funerarias, que reportan hasta 150 decesos diarios en todo el país, una "cifra alarmante".

MAYOR COLAPSO EN SISTEMA DE SALUD

Tras 16 meses de pandemia, Honduras, con 9,5 millones de habitantes, avanza lentamente en su proceso de inmunización que comenzó a finales de febrero pasado cuando recibió 5.000 dosis de vacunas de la farmacéutica Moderna contra la covid-19 donadas por Israel.

A la fecha, según cifras oficiales, Honduras ha recibido más de 4,5 millones de vacunas y el 14,7 % de la población, 1,4 millones de personas, está ya protegida con al menos una dosis del fármaco.

Alvarenga señaló que el sistema de salud del país está "colapsado" y no descartó que el aumento de la incidencia de coronavirus en Honduras esté asociado con la presencia ya de la variante delta, detectada originalmente en la India.

El ascenso de contagios y muertes por covid-19, añadió, está asociado también a la falta de una estrategia para gestionar la pandemia y "la inmadurez e inconsciencia tremenda" de la población al relajarse en torno a las medidas de bioseguridad.

CENTRO DE ESTABILIZACIÓN

En Tegucigalpa, la capital hondureña, epicentro de la pandemia, es urgente instalar un "gran centro de estabilización" para pacientes con covid-19, indicó a periodistas la jefa del departamento de Neumología del Instituto Nacional Cardiopulmonar, Suyapa Sosa.

El centro de estabilización contribuirá a "salvar varias vidas", afirmó Sosa, quien dijo que uno de cinco pacientes que ingresaron hoy al Instituto Nacional Cardiopulmonar, conocido como Hospital del Tórax, falleció.

El paciente, que ya había recibido la primera dosis de la vacuna Moderna, permaneció seis días en un centro de triaje "con una neumonía al 100 por ciento" ante la falta de camas en los hospitales, señaló la también presidenta de la Asociación de Médicos de ese instituto.

"No podemos seguir esperando que pase el tiempo, porque estos pacientes necesitan medicamentos especiales que no hay en los triajes", explicó Sosa, quien insistió en la importancia de que el país tenga un centro de estabilización de pacientes graves.