EFETegucigalpa

Las autoridades hondureñas impusieron este lunes el toque de queda luego de informar de dos nuevos casos de COVID-19 confirmados, con lo cual ya son ocho los pacientes que han dado positivo a las pruebas en el país centroamericano.

Los nuevos casos fueron confirmados por la ministra hondureña de Salud, Alba Consuelo Flores, en una cadena nacional, acompañada por el ministro de Seguridad, Julián Pacheco, y otros altos funcionarios.

El séptimo caso se reporta en la capital hondureña y se trata de una adolescente de 15 años, con nexo epidemiológico del primer caso, indicó Flores.

Agregó que el octavo caso positivo es de una mujer, de 28 años, también con nexo epidemiológico con el primer caso confirmado de coronavirus.

De esta manera se elevan a ocho los casos confirmados de COVID-19 en el país, enfatizó la funcionaria, quien exhortó a la población a "cumplir" las disposiciones establecidas por el Gobierno y tomar medidas de prevención en sus domicilios para evitar el virus.

TOQUE DE QUEDA

El toque de queda se ha decretado en el territorio hondureño por siete días y se ordenó "el cierre de calles" de la principales ciudades de Honduras, con mayor énfasis en Choluteca, La Ceiba y el Distrito Central, en el sur, caribe y centro del país, a partir de las 22.00 horas locales (04.00 GMT del martes), afirmó el ministro hondureño de Seguridad.

Pacheco indicó que agentes de la Policía Nacional realizarán operativos para "verificar que las personas requeridas justifiquen su permanencia en las calles".

Agregó que durante el día permanecerán abiertos los supermercados, gasolineras, farmacias y la banca para que los hondureños puedan comprar los productos de necesidad básica.

La Policía hondureña también supervisará el cumplimiento a las restricciones del transporte público y, en el caso de vehículos particulares, solo se permitirá que se trasladen dos personas.

"Se garantizará la cadena de distribución de alimentos, derivados del petróleo, distribución y transporte de insumos médicos principalmente aquellos que se utilizan para la prevención del COVID-19", aseguró el alto funcionario.

La Policía hondureña detuvo hoy a trece personas por incumplir las medidas establecidas por el Gobierno en relación al consumo de bebidas alcohólicas en negocios que deben permanecer cerrados.

El país centroamericano se encuentra en emergencia sanitaria y bajo alerta roja por la pandemia del coronavirus, que ha afectado a más

Horas antes, el Gobierno hondureño había decretado el estado de excepción por siete días como medida para enfrentar el coronavirus y con la que se limitan algunas garantías constitucionales.

PREVENCIÓN, “ARMA EFECTIVA” FRENTE AL COVID-19

El vocero del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager), Francis Contreras, dijo que las medidas de restricción de la movilidad de la población "ya están vigentes".

Enfatizó que el "arma más efectiva" para evitar el contagio del COVID-19 "es la prevención y la cuarentena", por lo que instó a la población a "no salir de la casa".

"Es un momento clave para frenar el contagio, pero solo será posible si todos juntos nos sumamos a acatar las medidas de prevención", subrayó Contreras, quien indicó que las fuerzas del orden tienen "todo las instrucciones " para evitar "la movilización de las personas de manera innecesaria".