EFETegucigalpa

Honduras acumuló este domingo 75.109 contagios por la COVID-19 en lo que va de pandemia tras 561 nuevos casos y totalizó 2.289 muertos en el país, que este lunes entrará en la segunda fase de reapertura económica, que incluye al sector turismo.

Este día fueron procesadas 1.291 muestras, de las que 561 dieron positivo y de éstas 245 corresponden al departamento de Cortés, en el norte del país y principal epicentro de la pandemia, indicó el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) en una rueda de prensa.

El departamento de Olancho reportó hoy 70 nuevos contagios, seguido de Santa Bárbara, con 67, y Francisco Morazán, donde se localiza Tegucigalpa, con 61.

Un total de 750 personas están hospitalizadas, 16 de ellas en unidades de cuidados intensivos, 152 en condición grave y el resto estables, añadió.

En cuanto a los recuperados, estos suman 286 en el último boletín para un acumulado de 26.374, en tanto que el organismo hondureño registró un nuevo muerto, con lo que la cifra se elevó a 2.289.

La tasa de letalidad por COVID-19 es de 3,04 por ciento, según el informe oficial.

La mayor parte del territorio hondureño entrará este lunes en la segunda fase de reapertura económica "gradual y progresiva", con aplicación de protocolos de bioseguridad, después de que Sinager autorizó la recomendación de la Mesa Multisectorial.

El director de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Carlos Cordero, anunció además que la cadena agroalimentaria está autorizada a trabajar en todo el país.

Señaló que la población podrá circular de acuerdo al último dígito de su carné de identidad o pasaporte para abastecerse de alimentos, medicamentos, combustibles y realizar trámites bancarios.

Cordero indicó que los municipios que están en fase cero podrán pasar este lunes a la primera etapa de reapertura económica, siempre y cuando pongan en función Centros de Atención Médica COVID-19 y brigadas médicas casa por casa.

El organismo hondureño advirtió que las empresas y comercios que no cumplan con estas disposiciones serán "cerradas inmediatamente por la autoridad competente", en tanto las compañías medianas y grandes deben implementar triajes.

Las Iglesias pueden realizar sus actividades de acuerdo al porcentaje de cada región y la capacidad de los templos, pero no podrán participar niños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas.

Están excluidos de la reapertura el transporte público urbano e interurbano, bares, discotecas, cines, gimnasios, teatros, eventos deportivos, centros de convenciones y los centros educativos.

Las autoridades también autorizaron que el sector turismo pase a la segunda fase de la reapertura de la economía.