EFETegucigalpa

La cifra de contagios por la covid-19 en Honduras se elevó este lunes a 105.211, mientras que la de muertos a 2.869, desde marzo, informó el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

El organismo sanitario añadió a su registro diario 296 nuevos contagios entre 831 pruebas PCR de laboratorio, las que siguen siendo pocas, según fuentes médicas de hospitales públicos que están al frente de la pandemia.

Se suman diez fallecimientos, que corresponden a diferentes fechas, con los que ya suman 2.689.

El número de pacientes hospitalizados es de 575, de los que 424 mostraron hoy una condición estable, 140 en estado grave y 11 en unidades de cuidados intensivos.

Además, según el Sinager, otros 141 hondureños se han recuperado de la mortal enfermedad, para hacer un total de 46.616 que se han salvado de morir por covid-19.

GARANTIZADA OBTENCIÓN DE VACUNAS, SEGÚN MINISTRA DE SALUD

La ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, reiteró hoy que la adquisición de vacunas para el país está garantizada, con lo que desvirtuó versiones de una fuente médica del Seguro Social, que afirmó que el país estaría quedando fuera por no haber hecho unos tramites administrativos a tiempo.

"Estamos trabajando en base a la Ley de Vacunas, por lo que se adquirirán a través del Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud" (OPS/OMS), indicó Flores.

Agregó que hasta ahora "no hay ninguna vacuna aprobada" y que Honduras desde hace tres meses está considerada entre varios países pobres para obtenerla.

Según las autoridades sanitarias, en principio el país, de 9,5 millones de habitantes, recibirá, gratuitamente, en 2021 un lote para atender el 20 por ciento de su población, principalmente los que viven en situación de riesgo, que incluye a personal sanitario, niños, mujeres y ancianos, entre otros.

Luego el Gobierno buscará la adquisición de otro 20 por ciento, por las que tendrá que pagar, a un bajo coste, a lo que se sumarán la empresa y el Seguro Social, que también podrán adquirir otros lotes.

Los trabajadores de la salud pública y no pública, adultos mayores de 60 años, enfermos crónicos y con condiciones subyacentes y trabajadores de servicios esenciales son los grupos en riesgo a vacunar en primera instancia, indicó la alta funcionaria.

Flores señaló que el Gobierno hondureño inició en junio las gestiones para tener acceso a las posibles vacunas que actualmente están en desarrollo. EFE

gr/cfa