EFESan Salvador

El director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, señaló este sábado que el Gobierno de Nayib Bukele en El Salvador comete un "nuevo atropello" contra la prensa tras una supuesta amenaza de represalia del asesor jurídico de la Presidencia contra un medio local.

"El asesor legal de Bukele @gomez_argueta (Javier Argueta) amenaza con una retaliación judicial a @GatoEncerradoSV (GatoEncerrado) si no revela sus fuentes", señaló Vivanco en Twitter.

Añadió: La reserva de fuente está protegida por las normas internacionales de DDHH. Nuevo atropello del gobierno de Bukele contra la prensa".

GatoEncerrado publicó el viernes que Argueta supuestamente se reunió con varios magistrados de la Tribunal Supremo Electoral (TSE) para valorar la decisión de la Corte Suprema de Justicia de habilitar la reelección presidencial inmediata horas antes que se diera a conocer la resolución.

El texto del medio digital cita a "fuentes del ente electoral que tuvieron conocimiento de la reunión y contaron a GatoEncerrado en condición de anonimato".

"Este relato evidencia el control que el Ejecutivo ejerce sobre las instituciones que deberían ser independientes", acotó el medio.

Argueta publicó en Twitter: "Señores @GatoEncerradoSV sí su fuente 'anónima' no la exhiben, cuidado con las infracciones en las que caerán".

En respuesta a un periodista que crítico sus publicaciones, Argueta escribió que "a ustedes (periodistas) se les prohíbe -en la libertad de información- publicar hechos falsos".

"Así es que, van a tener que exhibir su FUENTE. Se llama derecho a la imagen que es protegido constitucionalmente también", acotó el abogado.

El presidente de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), César Fagoaga, manifestó la "solidaridad y apoyo" de la organización con el citado medio digital y añadió que "ante las amenazas de cualquier mercenario jurídico", los periodistas "no tienen que revelar su FUENTE".

Según el informe anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF) publicado en abril pasado, América Latina fue el continente donde más se degradó la libertad de prensa en 2021, con un empeoramiento de la situación particularmente palpable en Brasil y El Salvador.