EFEBuenos Aires

La declaración del presidente electo argentino, Alberto Fernández, de que impulsará un proyecto de ley para legalizar el aborto cuando acceda al Gobierno, ha reavivado las opiniones favorables y contrarias a la interrupción voluntaria del embarazo.

Desde la Iglesia católica, el arzobispo de La Plata (Buenos Aires), Víctor Manuel Fernández, criticó que el futuro presidente comience su mandato con un asunto que "divide" a los argentinos, mientras que desde sectores proaborto defendieron de nuevo la necesidad de una ley.

LA DIVISIÓN SOCIAL

"Si yo pudiera hablar con Alberto (Fernández) le preguntaría si vale la pena comenzar su mandato con un tema que tanto divide a los argentinos y que tanta tensión ha provocado", dijo el arzobispo platense en un mensaje en su Facebook.

Víctor Manuel Fernández consideró que Alberto ha cambiado su opinión desde la campaña electoral para los comicios presidenciales del 27 de octubre, en los que resultó vencedor.

"Yo le escuché decir, antes de las elecciones, que no consideraba que este tema fuera una prioridad o una urgencia, que dividía al país y que había que analizarlo bien y con tiempo. Muchos le votaron confiando en estas palabras", aseveró el arzobispo, que medios argentinos señalan como cercano al papa Francisco, y que, a pesar de las críticas, dijo que valora "la capacidad" de Alberto y espera que pueda "levantar y pacificar el país".

REPERCUSIÓN EN EL ABANICO POLÍTICO Y CULTURAL

La escritora argentina y activista por el derecho al aborto Claudia Piñeiro respondió al arzobispo de La Plata.

"La Iglesia contra el aborto. Y sí. También estuvo en contra del divorcio y excomulgó a diputados que votaron a favor. Pero se votó, la gente se divorcia (...). Solo ampliamos derechos. Acá (con el aborto) lo mismo", dijo en su cuenta de Twitter.

En 2018, el Parlamento argentino votó por primera vez un proyecto de interrupción legal del embarazo que no salió adelante, al lograr la aprobación de la Cámara de Diputados pero no así la del Senado.

"Va a haber un proyecto de ley mandado por el presidente. Tan pronto lleguemos", dijo en una entrevista con el diario Página/12 Alberto Fernández, quien asumirá al frente de la Casa Rosada el próximo 10 de diciembre.

14 AÑOS DE INTENTOS

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito aprovechó este martes para destacar los 14 años desde que comenzaron sus trabajos para la despenalización del aborto, y remarcaron que el proyecto de ley que actualmente se encuentra presentado -desde mayo pasado- es "resultado de los debates con todo el arco político y social en el Congreso y con el movimiento feminista".

El diputado de Cambiemos Daniel Lipovetzky, del partido del presidente saliente, Mauricio Macri, destacó también hoy que es la primera vez que Argentina va a tener un presidente "con una posición personal favorable a la legalización del aborto y que hasta está dispuesto a apoyarla y a militarla, y eso es un cambio enorme".

Lipovetzky resaltó asimismo que Macri, más allá de su postura personal, que es en contra del aborto, impulsara que se diera el debate en 2018 en el Congreso.