EFERoma

Italia ha contabilizado tres casos confirmados de viruela del mono, después de que este jueves se notificase el primer contagio en un joven procedente de las islas Canarias, en España, informaron hoy fuentes sanitarias.

El Servicio de Vigilancia de Enfermedades Infecciosas del Lacio, la región de Roma, confirmó hoy que los otros dos casos que se estaban estudiando también han dado positivo y habían tenido contacto con el llamado paciente cero que se confirmó este jueves y que había pasado unos días en las islas Canarias.

Los tres pacientes se encuentran ingresados en el Instituto Lazaro Spallanzani de la capital, informaron en una nota.

El consejero de Sanidad de Lacio, Alessio D'Amato, explicó que ha puesto al corriente al ministro de Sanidad, Roberto Speranza, de la situación.

El director general del Spallazani, Francesco Vaia, afirmó que el primer mensaje que hay que dar es "que no hay motivo de alarma" y que la "situación tiene que mantenerse bajo control", en una rueda de prensa tras comunicarse los dos nuevos casos.

"Las tres personas se encuentran en buen estado de salud, sólo una ha presentado fiebre de corta duración y todas ellas tienen los ganglios linfáticos inflamados y presenta dolor, así como la aparición de un número limitado de pequeñas pústulas cutáneas localizadas", añadió Vaia.

El director del centro agregó que los pacientes están siendo tratados con terapia sintomática pero agregó que "hay medicamentos antivirales disponibles en el Instituto que podrían utilizarse de forma experimental si se necesita una terapia específica".

Vaia quiso especificar que "no se puede definir como una enfermedad de transmisión sexual o que afecte a los homosexuales". "Por el momento se identifica como una enfermedad de contacto muy cercano. No es correcto estigmatizar, pero hay que comprender bien esta enfermedad", aseveró.

El hospital explicó que se están realizando controles a las personas que han tenido contactos estrechos con los tres pacientes.

Los síntomas iniciales de la enfermedad incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, nódulos linfáticos inflamados, escalofríos y agotamiento, indica la agencia.

También puede desarrollarse una erupción cutánea, que a menudo comienza en el rostro y se extiende a otras partes del cuerpo.EFE

ccg/mr/alf