EFESan Juan

Las autoridades de Jamaica y Bahamas anunciaron el endurecimiento de las restricciones de movilidad como medida para frenar la expansión de la pandemia de la covid-19, que sigue golpeando con distinta intensidad a los países de la región caribeña.

El primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, anunció este jueves en conferencia de prensa digital que será implantado un toque de queda nocturno en toda la isla que se extenderá hasta el 16 de noviembre, como medida para combatir la expansión de la covid-19.

Holness indicó que el toque de queda se extenderá de las 21.00 horas hasta las 5.00 de la mañana todos los días de la semana.

Holness sostuvo que, a pesar de la desaceleración en el crecimiento de nuevos contagios por el coronavirus SARS-CoV-2, la pandemia sigue golpeando a isla caribeña y se trata de una medida necesaria para vencer la expansión.

"Después del repunte de agosto y septiembre, nuestro crecimiento en nuevos casos se ha ralentizado y nuestras recuperaciones han aumentado, lo que ha dado lugar a que el número de casos activos muestre una disminución moderada", señaló, aunque para matizar que, a pesar de ello, queda mucho para acabar con la pandemia en Jamaica.

UN TOTAL DE 8.927 CASOS EN JAMAICA DESDE EL INICIO DE LA PANDEMIA

Jamaica, desde el inicio de la pandemia en marzo, ha registrado un total de 8.927 casos, 4.429 recuperados y 202 fallecimientos a causa de la covid-19.

En el archipiélago atlántico de Bahamas, el primer ministro, Hubert Minnis, anunció en medio de un aumento de casos que a partir de mañana queda implantado un toque de queda entre las 20.00 y las 5.00 de la mañana en las islas de Nueva Providencia, Ábaco y Gran Bahama, las más pobladas e importantes.

Actualmente existe un toque de queda de 22.00 a 5.00 de la mañana en Gran Bahama.

Además, las bodas quedarán limitadas a diez personas, mientras que los funerales tendrán el mismo número de límite de asistentes.

Las playas y los parques permanecerán cerrados durante los fines de semana.

Las autoridades sanitarias expresaron su preocupación por el aumento de casos en las islas de Exuma, Andros y Eleuthera.

El primer ministro advirtió de que la ciudadanía deberá acostumbrarse a endurecimientos y relajación de las restricciones hasta que haya una vacuna disponible.

CUANDO AUMENTEN LOS CASOS TAMBIÉN LO HARÁN LAS RESTRICCIONES

Minnis aseguró que cuando aumenten los casos en una isla, las restricciones aumentarán y, a la inversa, las restricciones se aliviarán en las islas con casos reducidos.

"Es importante que entendamos que estos ciclos de endurecimiento y relajación de las restricciones son parte de la vida en la pandemia", dijo.

Bahamas ha registrado desde el inicio de la pandemia 6.549 contagios y 136 muertes.

Las autoridades de Trinidad y Tobago informaron este jueves que tres vuelos con ciudadanos de ese país repatriados llegarán durante la próxima semana.

La ministra de Salud trinitaria, Maryam Abdool-Richards, señaló que el primer vuelo aterrizará hoy en el aeropuerto de Piarco desde Miami.

El sábado, un contingente será repatriado desde Nueva York y el próximo martes nacionales trinitarios llegarán desde Barbados a través de un vuelo de Caribbean Airlines.

"Estas personas se someterán a cuarentena supervisada durante un período de siete días, luego a cuarentena domiciliaria, una vez que estén bien y tengan pruebas negativas", aclaró.

Abdool-Richards dijo que el proceso de repatriación comenzó hace meses y que el número de personas están siendo admitidas en pequeñas cantidades.

Matizó que, aunque no tiene una cifra más precisa, aproximadamente 800 personas habían sido repatriadas desde que comenzó el proceso.

Trinidad y Tobago ha registrado desde el inicio de la pandemia un total de 5.594 contagiados y 107 fallecidos.