EFEGuatemala

La Corte de Constitucionalidad de Guatemala resolvió hoy anular la junta directiva del Congreso por considerar que "hubo irregularidades" en la elección y ordenó al organismo Legislativo realizar una nueva votación.

El secretario general de la Corte, Martín Guzmán, argumentó en una conferencia de prensa que una de las diputadas miembro de esta junta directiva, la opositora Alejandra Carrillo, no podría haberse presentado por haber cambiado de partido político.

La reforma a la Ley Orgánica del Legislativo prohibía a los congresistas tránsfugas integrar cargos directivos en el Congreso después de entrada en vigor el 29 de febrero de 2016 y Carrillo no debía haber participado en el listado para integrar la junta porque se cambió de partido (del Patriota al Reformador) el 15 de marzo de ese año.

La junta directiva del Congreso, electa para el período 2018-2019 con el aval del oficialismo, está presidida por Álvaro Arzú, hijo del alcalde capitalino y expresidente de Guatemala entre 1996 y 2000 Álvaro Arzú Irigoyen, y junto a él están dos diputados del partido oficial y seis opositores.

La Corte también decidió que todo lo actuado por la Junta Directiva desde el 14 de enero a la fecha "quedó validado", pero que la única acción que puede realizar a partir de este momento es convocar a una nueva elección con una o varias opciones con un plazo de máximo ocho días desde que sea notificada la resolución.

El pasado 19 de enero, Acción Ciudadana, el capitulo de Transparencia Internacional para Guatemala, había presentado una acción de amparo contra la junta directiva del Congreso por considerar que hubo "vicios en la elección", pues aseguraban que cuatro diputados del listado no debían haberse presentado por haber cambiado de partido político.

Los diputados señalados son la segunda vicepresidenta de la junta directiva, Alejandra Carrillo (Movimiento Reformador), y los secretarios Estuardo Ernesto Galdámez (oficialista), Karla Andrea Martínez y Elsa Leonora Cu Isem (ambas de Movimiento Reformador).

Sin embargo, abogados defensores del Parlamento justificaron que los cambios se realizaron previo a que entrara en vigor el decreto que modificó la ley orgánica del Congreso y que impedía a los integrantes de la junta directiva ser diputados tránsfugas.

En su resolución, la Corte estableció que la única que realizó el movimiento de "tránsfuga" fue Carrillo, pues los otros tres diputados (Galdámez, Martínez y Cu) "se trasladaron de forma previa a la entrada en vigencia del acuerdo 16-2016, por lo que no encuentra impedimento".

De los cinco magistrados del Constitucional, solo Dina Ochoa Escribá emitió un voto "concurrente razonado", argumentando que está de acuerdo en que se quite a Carrillo de la junta directiva, pero que no era necesario haber anulado la junta completa ni ordenado una nueva elección.

Los demás, el presidente, José Francisco de Mata Vela, y los magistrados Boanerge Mejía Orellana, Gloria Porras Escobar y Neftaly Aldana Herrera votaron a favor del amparo.

El Congreso confirmó que ya fue notificado de este amparo provisional aunque no han emitido ninguna declaración.