EFELima

La Fiscalía de la Nación de Perú anunció este viernes que abrió una investigación contra el periodista peruano que el pasado 18 de enero incitó a asesinar al presidente, Pedro Castillo, en su perfil de Twitter.

El Ministerio Publico informó que la investigación al periodista Jimmy Hernández se inició por el presunto delito de apología y discriminación, en agravio del presidente Castillo y del Estado.

Hernández publicó el pasado 18 de enero un mensaje donde demandaba a "un héroe nacional que se acerque al chotano de mierda y le meta un balazo, a lo J.F. Kennedy", en referencia a Chota, la provincia natal de Castillo, y al magnicidio que acabó con la vida del expresidente estadounidense en 1963.

El periodista era redactor de información política en el diario popular Trome, uno de los periódicos con más alcance de toda América Latina, perteneciente al grupo El Comercio, que optó por despedirlo al considerar "condenable" su mensaje.

Según la Fiscalía, el delito de apología está tipificado en el artículo 316 del código penal y contempla una pena de entre ocho a quince años de cárcel, mientras que el de discriminación establece un castigo de entre tres y cinco años de prisión.

El mensaje causó un gran revuelo en las redes sociales, al hacerse viral a los pocos minutos y provocó un sonado rechazo en general, sobre todo en el Ejecutivo, que se mostró firme en pedir sanciones para el periodista.

"Ante la reciente difusión de una publicación que agrede e incita a la violencia contra el presidente de la República, debo rechazar enfáticamente este tipo de actos contra los derechos humanos e impropios en una democracia", publicó en la misma red social la primera ministra, Mirtha Vásquez.

La ministra de Trabajo y Promoción de Empleo, Betssy Chávez, pidió que caiga sobre Hernández “todo el peso de la ley”.

Un importante número de medios de comunicación peruanos, incluido el grupo El Comercio, mantuvieron una abierta oposición a la candidatura del izquierdista Pedro Castillo durante la campaña electoral del año pasado y conservan una postura crítica al actual Gobierno por su tendencia política.