EFESan Salvador

El arzobispo de la capital de El Salvador, José Luis Escobar, dijo este miércoles que la Iglesia católica colaborará con una inspección judicial en el proceso penal por la masacre de unos 1.000 campesinos en El Mozote (1981).

El juez de la causa, Jorge Guzmán, ordenó inspeccionar el archivo de casos de violaciones a derechos humanos cometidos durante la guerra que posee el Arzobispado de San Salvador para obtener copias de los relacionados con la masacre.

"No tenemos ninguna objeción, al contrario, lo esperamos para que lleve a cabo la inspección que quiere hacer y vamos a apoyar con la copia certificada de los documentos que requiera para administrar justicia", señaló Escobar en un vídeo difundido por una canal de televisión católico.

El jerarca católico añadió que "la iglesia ha estado siempre en favor de las víctimas, en favor de la verdad y la justicia" y que "el archivo cumple su función está totalmente disponible para esa finalidad".

David Morales, de la organización humanitaria Cristosal y uno de los representantes de los sobrevivientes en el proceso penal, dijo a a Efe el pasado 14 de enero que el juez delimitó la inspección únicamente a los archivos relacionados con la matanza.

"No se trata de una inspección a la totalidad de los archivos, sino únicamente a una sección que contiene materiales que fueron obtenidos en el lugar de los hechos poco después de la matanza", sostuvo.

Añadió que se trata de "restos de documentos de identidad, correspondencia" y de elementos que "prueban la vida civil de esa población, su actividad cotidiana, que define el perfil civil no combatiente" de las víctimas.

La masacre tuvo lugar durante la guerra interna que enfrentó al Ejército, financiado por Estados Unidos, y a la entonces guerrilla FMLN y dejó un saldo de 75.000 muertos y 8.000 desaparecidos.

Wilfredo Medrano, también abogado de las víctimas y miembro de Tutela Legal "María Julia Hernández", confirmó a Efe esta diligencia y apuntó que se espera que a mediados de febrero próximo se realicen las audiencias de "ratificación de los peritajes" militar y de análisis de documentos desclasificados.

El proceso penal por crímenes de guerra y de lesa humanidad contra más de una docena de mandos militares retirados se encuentra en la etapa de instrucción y, a juicio de los abogados, se cuentan con elementos suficientes para que el juez Guzmán lo pase a juicio.

Según el Informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas en El Salvador, entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981 unidades del Batallón Atlacatl torturaron y ejecutaron "deliberada y sistemáticamente" a niños, hombres y mujeres del cantón El Mozote y otros aledaños.

Un registro estatal estima la cifra de víctimas de El Mozote en al menos 1.730, de las que 988 fueron ejecutadas, 48 sobrevivieron a la masacre, 665 son familiares de las personas asesinadas y 29 sufrieron desplazamiento forzado.