EFENueva Delhi

La India registró este lunes poco más de 13.500 casos por covid, la cifra más baja en casi ocho meses, después de que esta nación de más de 1.350 millones de habitantes se convirtiese en el epicentro mundial de la pandemia en mayo.

Los 13.596 casos detectados en las últimas 24 horas suponen el número más bajo en los últimos 230 días, según informó el Ministerio de Salud indio en un comunicado.

El país asiático elevó así la cifra total de positivos desde el inicio de la pandemia a 34 millones, un dato que tan solo ha sido superado por Estados Unidos, con casi 45 millones de infecciones.

Por su parte, se notificaron 166 muertes por covid-19 en la última jornada, que se suman al cómputo global de 452.290 fallecidos, solo por detrás de Estados Unidos y Brasil.

No obstante, los expertos han señalado que los datos oficiales no reflejan la cifra real de muertos y contagios, una aseveración que las autoridades sanitarias indias han rechazado reiteradamente.

Esta cifra de contagios contrasta con los más de 400.000 casos y más de 4.500 muertes diarias que experimentó el país el pasado mes de mayo en el contexto de una virulenta segunda ola que dejó crematorios saturados y hospitales al borde del colapso.

La India tuvo que depender durante semanas de la ayuda de otros países para responder a la escasez oxígeno y de material médico que sufrió durante ese tiempo.

A pesar del descenso de casos, las autoridades del gigante asiático han mostrado su preocupación ante la llegada de la época de festivales religiosos en todo el país, entre los que destaca el hindú Diwali, que podrían traer una tercera ola de infecciones.

En cuanto a la campaña de vacunación, considerada por las autoridades indias como la última esperanza para erradicar esta pandemia, ya han administrado 977 millones de vacunas desde su inicio el pasado mes de enero, 1,2 millones de ellas en las últimas 24 horas

El país, que durante la segunda ola de la covid tuvo que hacer frente a la limitada disponibilidad de vacunas, está a punto de cruzar las 700 millones de personas con al menos una dosis, y al menos 282 millones de habitantes ya disponen de la pauta completa.