EFESantiago de Chile

El congreso mundial de decanos de ingeniería (GEDC, por sus siglas en inglés) lleva a cabo en Chile su reunión más "humanista", debatiendo sobre diversas vías de lograr una adecuada transformación social en medio de un país convulsionado tras varios días de manifestaciones e incidentes violentos.

Así lo explicó este lunes en una entrevista con Efe Juan Carlos de la Llera, decano de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Católica de Chile, institución encargada de organizar esta undécima edición de este congreso que se desarrollará hasta el próximo miércoles.

El evento tiene este año la agenda "más humanista" de su historia, con temas como el cambio climático, las habilidades que necesita el ingeniero de hoy, la situación de la mujer en la ciencia o la necesidad de un diálogo permanente entre la ingeniería y otras disciplinas para lograr una adecuada transformación social, dijo De la Llera.

"El diseño institucional se está quedando obsoleto por la rapidez con que la sociedad está evolucionando", dijo De la Llera para resumir los principales retos que esta carrera debe enfrentar para lograr una mejor integración social y contribuir a la mejora de la sociedad y del planeta.

El decano encontró similitudes entre las demandas de la sociedad y las necesidades de cambio de la carrera que representa

"¿Dónde nos perdimos para no respetar las restricciones de la Naturaleza y provocar el calentamiento global que estamos viviendo?", se preguntó.

En su opinión, "es extraño que la ingeniería, teniendo un gran nivel de sofisticación, haya descuidado tanto el impacto que causan las grandes tecnologías como la dimensión ambiental".

La falta de equilibrio, de adaptación y de ajustes sería para este ingeniero y docente el origen de buena parte de los problemas que enfrenta hoy nuestra sociedad.

En cuanto a Chile, explicó que "es un país que ha progresado mucho y que tiene hoy una clase media pujante".

"Y esta demostración de descontento que estamos viendo es propia del desarrollo: nace del desajuste que se produce entre ese desarrollo y las expectativas, porque también la política se está quedando 'outside' y tiene que ajustarse", aseveró.

La cumbre mundial de la GEDC está organizada por las Universidades Católica de Chile y Santa María, gracias al proyecto Ingeniería 2030 de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo).

El evento aspira a construir un único documento de trabajo que contribuya a mejorar la formación académica y los ingenieros que salen de sus escuelas "porque muchos de ellos estarán en cargos de gran responsabilidad e influencia", dijo De la Llera.

"El GEDC debería ser capaz de elevar este manifiesto a los gobiernos e instituciones para un alineamiento de estrategias", concluyó.

La jornada de mañana incluirá dos de los paneles centrales del evento: "Necesidades de ingeniería en la industria en 2030" y "Mujeres en ingeniería y ciencia".

Este último, uno de los más relevantes para la organización, contará con la participación de la ministra de La Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, quien acompañará a las ponentes, entre ellas, Elizabeth Croft, decana de Ingeniería de la Universidad de Monash (Australia); Tagwa Musa, de la Escuela de Ingeniería del Petróleo de Sudán; y la chilena María José Escobar, docente de la Universidad Técnica Federico Santa María, de Valparaíso.

Nuria Engelmo