EFELos Ángeles (EE.UU.)

Un tribunal de California dictaminó que la demanda interpuesta por cuatro mujeres contra la Iglesia de la Cienciología transcurrirá por la vía judicial y no por el sistema de arbitraje interno que la organización impone por contrato a sus miembros.

La demanda fue interpuesta por cuatro mujeres y el marido de una de ellas, que aseguran que la Iglesia de la Cienciología las espió y acosó después de que denunciaran al actor Danny Masterson, uno de sus miembros, por abusos sexuales.

Las supuestas víctimas alegan que varios agentes de la organización controlaron sus movimientos, piratearon sus sistemas informáticos, intentaron matar a sus mascotas y falsificaron su identidad en internet.

Por su parte, la Iglesia de la Cienciología defendió que esas alegaciones debían quedar al margen de los tribunales ya que las demandantes formaron parte de las filas de la agrupación y, por tanto, firmaron un contrato que obliga a dirimir las disputas entre sus miembros a través de un sistema de arbitraje.

En principio los tribunales aceptaron ese requisito, ya que el arbitraje religioso está contemplado por la Justicia estadounidense, pero el tribunal de apelaciones ha rechazado esa petición.

"La Primera Enmienda ampara el derecho de las personas a abandonar una religión. Consideramos que una vez que las demandantes terminaron su afiliación con la Iglesia, no están obligadas a sus procedimientos", afirmo el tribunal.

El dictamen enfatizó que las conductas denunciadas se dieron después del abandono de las mujeres y no tienen que ver con "cuestiones eclesiásticas".

Este proceso es paralelo al abierto contra Danny Masterson, un actor conocido principalmente por la comedia televisiva "That '70s Show", que será juzgado por tres presuntos delitos de violación.

La Corte Superior de Los Ángeles decidió iniciar el proceso al encontrar "suficientes evidencias" después de escuchar el testimonio de tres mujeres de entre 23 y 28 años que afirmaron que el actor las violó en 2001 y 2003 cuando coincidieron en la Iglesia de la Cienciología.

El actor, que es miembro de la Iglesia de la Cienciología, negó esas acusaciones y las relacionó con una polémica serie documental "Scientology and the Aftermath", ganadora de un Emmy, que repasa las experiencias de sus ex-miembros, alguno de los cuales afirman que la organización encubre los delitos sexuales entre sus integrantes.