EFEGuatemala

La mayor contaminación de la cuenca del río Motagua, la más extensa de Guatemala con una longitud de 472 kilómetros, proviene de la capital, principalmente de los desechos sólidos del relleno sanitario, asegura un estudio presentado este jueves por la organización ecológica Madre Selva.

Gerardo Paiz, representante de esa institución, explicó durante un foro, al que asistió el ministro de Ambiente, Alfonso Alonzo, entre otros, que la contaminación es producto también de las aguas negras que se colectan a diario y que inicialmente van a dar al río Las Vacas, en la capital.

En esta cuenca, de 17.000 kilómetros cuadrados, viven unos ocho millones de habitantes y el mayor impacto lo recibe del relleno sanitario, ubicado en la zona 3 capitalina, donde a diario se depositan unas 500 toneladas de basura.

El estudio precisa que en la contaminación del Motagua contribuyen también las aguas negras generadas cada día por al menos 500.000 personas y que se drenan al río Chinautla y Las Vacas.

En los primeros 127 kilómetros del río se puede observar la contaminación, principalmente de materiales plásticos, agrega el análisis.

Sin embargo, sostiene que al unirse el río Las Vacas con el Motagua en el kilómetro 127 la contaminación se multiplica con desechos sólidos y líquidos que son incorporados desde la capital.

Las actividades humanas han alterado negativamente la cuenca y se estima que desde la década de los ochenta a la fecha se ha reducido su caudal en un 50 por ciento debido a la deforestación.

El río nace en el altiplano occidental guatemalteco y atraviesa al menos 12 de los 22 departamentos que tiene el país, y después pasa por cuatro en Honduras hasta desembocar en el océano Atlántico.

A lo largo, dijo Paiz, se ubican 79 municipios del lado de Guatemala y 23 en Honduras.

Los cultivos de banano, de palma africana y la crianza de ganado en la parte baja de la cuenca también contaminan el Motagua en la que están representadas 13 de las 14 vidas biológicas que tiene el país.

Según el análisis, denominado "Cuenca Río Motagua, situación actual y las causas de su deterioro", las aguas de este río contienen suficientes materiales tóxicos que amenazan la vida y la productividad de las personas que habitan el cauce principal.

La organización ecologista advierte que la contaminación de esta cuenca "está destruyendo los arrecifes de coral" que se ubican desde Belice y que se consideran como el segundo más importante del mundo, después del ubicado en Australia.

Paiz comentó que para detener la contaminación el Gobierno de Guatemala instaló biobardas en el Motagua luego de una amenaza de demanda millonaria de Honduras, pero esas medidas son "cosméticas", aseveró.

En ese sentido, el ministro de Ambiente explicó que el año pasado las biobardas (diez) retuvieron 2.800 toneladas de desechos sólidos.

"No hemos sido la panacea, pero hemos hecho lo que nos compete, aunque quizá no lo hemos informado", expuso el funcionario durante el foro.

El ministro comentó que la contaminación se debe "al desorden que existe entre el agua potable y el agua residual" y que por primera vez en la historia Guatemala va a invertir 142 millones de quetzales (18,44 millones de dólares) en la instalación de plantas de tratamiento en el país, donde existen 2.243 basureros clandestinos.

"Estamos tratando de rescatar el río y realizamos monitoreos permanentes", dijo Alonzo, y explicó que Guatemala se ha comprometido con Honduras a construir en el Motagua una barda industrial para contrarrestar la contaminación.