EFECiudad de Guatemala

La temporada de lluvias durante 2021 en Guatemala ha dejado hasta el momento cinco fallecidos y más de 266.000 personas afectadas, informaron este lunes las autoridades de protección civil.

De acuerdo con estadísticas preliminares de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), el pasado sábado se registraron tres muertos en el departamento de Sololá, unos 150 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala.

Las autoridades indicaron que los fallecidos son una madre y sus dos hijos, de 11 y 3 años, por el desbordamiento de un río en la aldea Guineales de Santa Catarina Ixtahuacán, en Sololá.

Solo durante el último fin de semana la Conred reportó más de 81.600 afectados por las lluvias en diferentes departamentos del país, incluidas 47 viviendas con daños, 190 evacuados y 178 personas albergadas, además de las tres víctimas mortales.

La temporada de lluvias, que comenzó en mayo y se prolonga hasta octubre próximo, provocó también otros dos decesos en semanas anteriores, uno de ellos en el departamento de Chimaltenango y el otro en Quetzalenango, ambos ubicados en el oeste del país centroamericano.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) advirtió este lunes que en los dos litorales de Guatemala se registrarán lluvias acompañadas de actividad eléctrica en las próximas horas.

EL RECUENTO DE LOS DAÑOS

Durante lo que va de la época lluviosa de este año las autoridades registran cinco muertos, dos heridos, 266.408 guatemaltecos afectados, 1.170 damnificados, 4.430 evacuados, 178 albergados y 6.363 personas atendidas.

Además, se contabilizan 34 viviendas con daños severos, 768 con daño moderado, 368 con daño leve y al menos 34 carreteras destruidas.

Guatemala es uno de los 10 países del mundo más vulnerables ante los riesgos climáticos, según organismos internacionales.

De acuerdo con la Conred, más de la tercera parte de los 340 municipios del territorio guatemalteco, específicamente 140 municipios, es proclive a sufrir inundaciones y derrumbes a causa de las lluvias.

En noviembre de 2020, las tormentas Eta e Iota dejaron en Guatemala 61 muertos, 1,8 millones de personas damnificadas y otros 2,4 millones de afectados por las lluvias, de acuerdo con los registros de la Conred.