EFEMontevideo

La Fundación Jazmín, que trabaja por la inclusión de las personas con discapacidad en los espacios públicos en Uruguay, recibió este martes en Montevideo el premio de Derechos Humanos de la Unión Europea 2019.

Veintidós asociaciones "de excelente calidad" se presentaron a este galardón que la Delegación de la UE en Uruguay otorga desde el año pasado a una organización de la sociedad civil que muestra su compromiso con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que este martes cumple 71 años.

Así lo explicó durante la ceremonia de entrega el embajador de la UE en el país suramericano, Karl-Otto König, quien también destacó que el lema de este año se centra en la juventud, "esencial para lograr un desarrollo sustentable para todos" porque "representan una de cada seis personas en el mundo".

"Parece impensable que siete décadas después de esta Declaración de los Derechos Humanos tengamos que seguir luchando para defender sus valores y principios, pero lo hacemos con decisión", subrayó el diplomático.

La fundación ganadora de esta segunda edición del premio de Derechos Humanos de la UE trabaja en los espacios públicos de Uruguay para convertirlos en lugares inclusivos y accesibles para todos, especialmente para los niños.

El "motor" que impulsó la creación de esta organización y el trabajo en las calles de Montevideo fue Jazmín, una niña con discapacidad física e intelectual.

"(Los niños) tienen derecho a ser niños y no solamente pacientes o niños con discapacidad", aseveró a Efe tras recibir el galardón la presidenta de la fundación y madre de Jazmín, Nadia Dib.

Esta asociación ya puso en marcha dos proyectos de mejora de la accesibilidad en la capital uruguaya gracias a la firma de sendos acuerdos con la Intendencia de Montevideo y con la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República (Udelar).

El galardón está dotado con 5.000 euros destinados a actividades vinculadas al apoyo de los derechos humanos.

La mención especial recayó en manos de Radio Vilardevoz, una emisora comunitaria que trabaja por la inclusión y desarrollo de personas con problemas de salud mental.

El jurado de esta edición estuvo conformado por dos representantes de la Delegación de la UE, un representante de la embajada de Alemania, un representante de la embajada de Francia y un representante de Naciones Unidas.