EFEQuito

La Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) graduó este sábado en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil a 1.921 alumnos de su sistema de educación a distancia por internet, en una ceremonia que la presidió su rector, José María Vázquez.

La ceremonia, efectuada en el Centro de Convenciones "Simón Bolívar" de Guayaquil, albergó a 954 del total de alumnos graduados, quienes recibieron los diplomas por parte de las autoridades y profesores de la institución.

Las graduaciones corresponden a maestrías en las especialidades de Educación, Empresa y Comunicación, Gestión y Dirección Sanitaria, Derecho, Ciencias Sociales, Humanidades e Ingeniería y Tecnología.

Durante la ceremonia, el vicerrector de Innovación de la UNIR, Javier Tourón, impartió la lección magistral "Educación y libertad: la grandeza de lo pequeño"; mientras que en representación de los alumnos intervino Virginia Veliz, estudiante de la Maestría en Didáctica de la Lengua.

Esta universidad privada española, que tiene su servicio educativo a través de internet y cuenta con una elevada proporción de estudiantes latinoamericanos, ha desarrollado desde 2016 en Ecuador programas de educación superior en línea, con el reconocimiento de la estatal Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).

Su rector, en una entrevista con Efe, destacó la misión que cumple en Ecuador esta entidad académica, en un momento en que la tendencia de la albor educativa se dirige a una capacitación constante y continua.

Por ello destacó que cerca de 2.000 alumnos hayan obtenido sus títulos en el presente periodo lectivo en Ecuador y dijo estar convencido de que el hecho de que ellos hayan recibido una capacitación profesional y de calidad, "redunda en sus vidas" y beneficia a la "propia sociedad ecuatoriana".

Si se toma en cuenta que los expertos académicos estiman que la formación universitaria va a constituirse en "un componente muy grande" para el mercado laboral, además de convertirse en una actividad continua, la capacitación en línea podría ser una herramienta esencial, comentó Vázquez.

De hecho, dijo que en la actualidad "muchas personas reciben formación continua" a través de internet y consideró para los posgraduados "la formación en línea va a ser cada vez más importante".

Por eso la UNIR, aunque "el futuro nunca está escrito", mantendrá en los próximos años "una línea de consolidación" de su presencia en Ecuador", con base en una capacitación que no reducirá su "nivel de calidad y exigencia", apuntó el académico español.

Además, aseguró que "las universidades en línea están llamadas a realizar una labor de cohesión cultural y social muy importante", porque el ámbito de su cobertura no solo se concentra en las grandes ciudades, sino que abarca también los espacios rurales.

Y es que a muchos profesionales, tanto en las grandes urbes y en pequeños pueblos del medio rural, "se les hace muy difícil asistir" a centros académicos presenciales y tienen en la formación a distancia una oportunidad para continuar con su preparación, agregó Vázquez.

De hecho, una de las actividades más interesantes de la UNIR en Ecuador ha sido la formación de más de 500 docentes de cinco universidades públicas, para que se reciban como "expertos en enseñanza en línea", lo que también permitirá lanzar un buen número de carreras a distancia para hacer frente a la eventual falta de cupos en los centros tradicionales.

Por ejemplo, indicó Vázquez, la Universidad Técnica de Milagro (en el suroeste del país) tiene ya "en sus grados en línea a muchos centenares de estudiantes".

En julio pasado, la UNIR y el ministerio de Educación de Ecuador firmaron un convenio de colaboración para la formación de docentes, especialmente en la zonas rurales del país suramericano.

Ese convenio de colaboración también incluye proyectos de investigación y transferencia de conocimiento en el ámbito de la capacitación y formación docente.