EFETegucigalpa

Las autoridades sanitarias de Honduras anunciaron este jueves que comenzarán a inmunizar con la vacuna infantil contra la covid-19 a los niños entre 5 y 11 años de edad a partir de la próxima semana.

“Estamos muy contentos porque nos place dar la información de que la próxima semana se inicia este proceso de inoculación para menores de 5 a 11 años”, dijo a periodistas la ministra hondureña de Salud, Alba Consuelo Flores.

Agregó que los niños en ese rango de edad con alguna patología serán los primeros en recibir la vacuna pediátrica contra el coronavirus.

La idea es tener vacunados a todos los menores entre 5 y 11 años en un corto espacio de tiempo para que puedan retornar a las aulas de clases, según las autoridades hondureñas.

"Vamos a mandar a estos menores protegidos, siempre con un plan estricto con los cuidados de las normas de bioseguridad", subrayó la funcionaria.

Flores anunció en noviembre de 2021 que Honduras comprará tres millones de dosis pediátricas de la vacuna contra la covid-19 para inmunizar a 1.345.000 niños de entre 5 y 11 años.

La continuación de la vacunación contra la covid-19 es “uno de los desafíos más grandes” que tendrá el nuevo Gobierno, que encabezará la izquierdista Xiomara Castro a partir del 27 de enero, cuando jurará el cargo, señaló la funcionaria.

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en inglés) de Estados Unidos autorizó a inicios de noviembre pasado el uso de emergencia de la vacuna contra la covid-19 de Pfizer/BioNTech para menores de entre 5 y 11 años.

El viceministro hondureño de Salud, Fredy Guillén, afirmó a periodistas que el próximo 25 de enero llegará al país centroamericano el primer lote de vacunas pediátricas con más de 100.000 dosis.

Honduras, un país de 9,5 millones de habitantes, mantiene desde hace días una tendencia hacia el alza de nuevos casos y de hospitalizados por la covid-19.

Las autoridades sanitarias han reiterado su llamado a la población para que acuda a vacunarse contra la covid-19 para prevenir una hospitalización por complicaciones graves derivadas del SARS-CoV-2.