EFESao Paulo

Miles de brasileñas, pero también numerosos hombres, ocuparon las calles del país este martes para pedir por una mayor igualdad de género y protestaron contra las políticas "machistas y genocidas" perpetradas por el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

Bajo gritos de "Bolsonaro caerá", "Abajo genocida" o "Basta de misoginia y del patriarcado", ellas marcharon en las vías de Sao Paulo, Río de Janeiro y Brasilia, entre otras ciudades de Brasil, para abogar por la igualdad en este Día Internacional de la Mujer.

En Sao Paulo, las manifestantes se concentraron en el Museo de Arte de Sao Paulo (MASP), en la icónica Avenida Paulista a las 16.00 hora local (19.00 GMT), desde donde marcharon unos tres kilómetros hacia el centro de la ciudad.

"En este 2022, por más increíble que sea, nuestra principal reivindicación es el respeto por ser mujeres, mujeres negras, con deficiencia, mujeres trans. Sólo queremos respeto y derechos iguales", dijo a Efe la productora cultural Katia Camargo.

Las brasileñas igualmente pidieron, en pleno año de elecciones presidenciales, la caída de Bolsonaro, a quien muchos acusan de mantener posiciones machistas o racistas que incluso llegaron a ser denunciadas ante los tribunales.

"Estamos aquí en la calle para decir 'fuera Bolsonaro', porque él es uno de los principales responsables de la falta de respeto que estamos viendo. Él destapó una serie de cosas que suponíamos extinguidas, él es el portavoz de lo peor que existe en la humanidad", recalcó Camargo.

Por ello, sentenció que es "necesario" sacarlo del poder, así como a todos aquellos que representan el "poder del patriarcado, que es machista, misógino, homófobo y capacitista".

Con pancartas, pegatinas y letreros, las brasileñas también pidieron el fin de la guerra en Ucrania y expresaron su solidaridad a las mujeres ucranianas, quienes fueron blanco hace unos días de comentarios sexistas por parte del diputado brasileño Arthur do Val, quien las clasificó como "fáciles" por ser "pobres".

"Abajo Arthur do Val, a la basura de la historia", vociferaban al unísono.

"Nosotras no somos respetadas como deberíamos ser, ya sea en la calle, en la escuela o en el trabajo. Siempre habrá un hombre que nos va a irrespetar porque somos mujeres", declaró a Efe la camarera Neide Pereira.

Además de Sao Paulo y bajo el lema "Por la vida de las mujeres, Bolsonaro nunca más -por un Brasil sin machismo, sin racismo y sin hambre", al menos otras 50 ciudades brasileñas registraron actos por la igualdad entre hombres y mujeres en este 8 de marzo.