EFESan Salvador

Un conglomerado de organizaciones sociales de El Salvador pidieron hoy a la población rechazar una propuesta de ley de aguas, impulsada por cuatro partidos opositores en el Congreso, que busca la privatización del líquido.

Decenas de miembros de las organizaciones agrupadas en la Alianza Contra la Privatización del Agua en El Salvador protestaron por las principales calles de la capital salvadoreña y acusaron a la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) de estar detrás de la posible privatización.

"Como organizaciones sociales llamamos a toda la población a rechazar la privatización del agua y movilizarse contra los mezquinos intereses de la ANEP y sus representantes políticos", reza un comunicado.

Los manifestantes, que marcharon hacia la sede del Congreso, pidieron también "castigar con nuestro voto" en las próximas elecciones de marzo de 2018, en las que se elegirán alcaldes y diputados, a los partidos de derecha que acompañan la propuesta.

En junio pasado, la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena) propuso al Congreso la creación de una ley general de aguas que incluye la creación de un ente que administre el recurso en el que tendrían voz y voto las empresas privadas.

La propuesta -rechazada por el Gobierno, la defensora del pueblo Raquel Caballero y la Iglesia católica- cuenta con el respaldo del Partido Demócrata Cristiano (PDC), Partido de Concertación Nacional (PCN) y Gran Alianza por la Unidad Nacional, que suman más de los 43 necesarios para ser aprobada.

"Seguiremos presionando hasta derrotar los tenebrosos objetivos privatizadores de la ANEP y lograr la aprobación de una ley que reconozca el agua como derecho", concluye la misiva de las organizaciones sociales.

Un estudio de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), dado a conocer en 2016, concluye que la vida en El Salvador sería inviable en 80 años a causa de la crisis hídrica que se ve agudizada por el cambio climático.