EFETegucigalpa

Los casos de contagios con COVID-19 en Honduras siguen en alza, con 239 registrados este lunes, mientras que los fallecidos ya suman 182 con dos confirmados por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), informó el organismo estatal.

Aunque hasta ahora el país centroamericano se está acercando a las 600 pruebas diarias de PCR, con 239 nuevos casos confirmados hoy, el recuento sigue siendo muy bajo, según fuentes médicas, que consideran que se necesitan de 2.000 o 3.000 muestras cada día para tener una mayor idea sobre la pandemia en el país.

Con los 239 casos confirmados hoy, los contagios han ascendido a 4.189, según el Sinager, que además añadió a sus estadísticas cinco nuevos recuperados, con los que ya suman 473 lo que han salido del peligro de morir.

En la medida que van surgiendo nuevos contagios, también va en aumento el número de hospitalizados, que hoy llegó a 446, de los cuales 400 están en condición estable, 26 graves y 20 en cuidados intensivos, mientras que el resto permanecen bajo vigilancia sanitaria, indicó el Sinager.

Los hospitales públicos, al menos de las dos ciudades más importantes, San Pedro Sula y Tegucigalpa, también están viendo reducir su capacidad instalada de camas para atender a tantos enfermos, por lo que diversas fuentes no descartan el colapso en los nosocomios.

El departamento de Cortés, en el norte del país, y Francisco Morazán, centro, donde se localiza la capital, Tegucigalpa, siguen siendo los principales epicentros de la pandemia que Honduras arrastra desde a mediados de marzo.

Cortés es la región de mayor desarrollo industrial, comercial y económico de Honduras, y según informó hoy el viceministro de Salud, Roberto Cosenza, equipos de respuesta rápida han evaluado a cerca de 50.000 hondureños por sospecha de COVID-19 en ese departamento, que hace frontera con Guatemala.

Agregó que a dos meses de haber iniciado el trabajo de barrido y creación de cercos epidemiológicos, visitando casa por casa en barrios de todo el departamento de Cortés, los Equipos de Respuesta Rápida (ERR) han identificado 631 pacientes sintomáticos de COVID-19 a través de evaluación clínica, además de haber tomado 959 muestras PCR.

"El trabajo de estos equipos nos ha permitido que los centros asistenciales regionales no colapsen, ya que se ha logrado atender en su hogar a los grupos de riesgo y seguimiento a los nexos epidemiológicos de los casos confirmados", señaló el alto funcionario.

También indicó que para incrementar el proceso de pruebas PCR para COVID-19, la Secretaría de Salud evalúa la habilitación de un laboratorio de microbiología en el edificio de Ciencias de la Salud de Universidad Nacional Autónoma de Honduras en San Pedro Sula.