EFETegucigalpa

Las autoridades de Honduras elevaron este martes a 58 la cifra de muertos relacionados con las lluvias y las inundaciones que dejó la depresión tropical Eta, que ha afectado a más de dos millones de personas.

El jefe de Comando de Incidencias de la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Marvin Aparicio, dijo a periodistas que la cantidad de fallecidos por el paso del ciclón llegó a 58, después de que hoy las autoridades encontraran un cuerpo.

Señaló que mientras el agua continúe bajando y las autoridades limpiando las zonas devastadas, más cuerpos se encontrarán entre los escombros principalmente en el departamento de Cortés, en el norte del país, la región más afectada por las inundaciones.

El número de desaparecidos, por su parte, se mantiene en ocho y cerca de 45.000 personas están refugiadas en 446 albergues temporales habilitados por el Gobierno, indicó Aparicio.

El organismo de protección civil ha identificado a más de 2 millones de personas afectadas por las inundaciones, derrumbes de tierra o rocas y otros factores ocasionados por las precipitaciones de Eta.

Otras 88.034 personas han sido evacuadas y más de 50.000 fueron rescatadas en distintas operaciones lideradas por socorristas de Honduras, El Salvador y Guatemala, con apoyo del Comando Sur de Estados Unidos.

En relación a la infraestructura, la Copeco señaló que 16.751 viviendas han sido afectadas, 364 dañadas y 52 quedaron destruidas, además 120 carretas reportan daños y 68 comunidades siguen incomunicadas.

La depresión tropical provocó a su paso por el país centroamericano daños por valor de 5.000 millones de dólares, según cifras preliminares del no gubernamental Foro Social de la Deuda Externa de Honduras.

El presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Danti Mossi, dijo este martes, en una conferencia de prensa virtual, que la reconstrucción de Honduras es una tarea "bastante grande" que requiere la coordinación del Gobierno y organismos donantes.

El Gobierno de Honduras está consciente de que la recuperación de los daños ocasionados por Eta es "una tarea bastante grande, demandante de recursos, por lo que es necesario llevar a cabo una coordinación entre donantes", subrayó Mossi.

Aseguró además que el banco centroamericano está "dispuesto" y tiene los recursos para apoyar al Gobierno de Honduras y el sector privado en la recuperación tras el paso del ciclón.