EFEMontevideo

Áreas protegidas, un viejo frigorífico que alimentó soldados durante las guerras mundiales, parques de aguas termales y un pueblo fundado por inmigrantes rusos integran el uruguayo Corredor de los Pájaros Pintados, que aspira al premio de Turismo Responsable del World Travel Market Latinoamérica.

Ubicado lejos del movimiento que tienen las playas del sureste y sus aguas oceánicas, este corredor es un espacio de trabajo asociativo compuesto por organizaciones de cinco departamentos (provincias) que bordean el río Uruguay que ahora lucha por un importante reconocimiento.

El próximo 29 de abril el World Travel Market Latinoamérica elegirá al ganador del premio de Turismo Responsable entre trece finalistas, entre los que figuran destinos de Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Perú, República Dominicana o Venezuela. En la nómina también estará el Corredor de los Pájaros Pintados.

LÍNEAS ESTRATÉGICAS

"La World Travel Market es el principal evento mundial de industria de viajes y turismo en América Latina", dice a Efe Miguel García, quien trabajara durante varios años en asuntos vinculados al corredor que abarca los departamentos de Artigas, Río Negro, Salto, Paysandú y Soriano, todos en el oeste de Uruguay.

Por esto, se muestra visiblemente contento por que sea el destino uruguayo el que pueda obtener el reconocimiento, que busca destacar algo que "estaba dentro de lo que eran las líneas estratégicas de desarrollo" de los Pájaros Pintados.

De acuerdo con esto, subraya que dentro de la zona existen tres áreas protegidas como son el Rincón de Franquía, los Montes del Queguay y el Parque Nacional Esteros de Farrapos.

Allí, el descanso de los pájaros, las cigüeñas y las garzas junto a los caballos que pastan a su alrededor componen el escenario que se puede observar durante una visita.

Ver al martín pescador zambullirse en el agua para cazar con sus garras una mojarra, luego posarse en un árbol cercano -aún con sus plumas mojadas- para terminar de matar a su presa y finalmente comerla es otro de los instantes que puede apreciarse en este recorrido de tres horas y media.

"Adentrarse a un área protegida nos obliga a tener otro comportamiento que quizás en nuestra conducta más urbana no lo tenemos", apunta García, quien resalta que donde se hace ese tipo de turismo "se busca estimular al emprendedor a incorporar en su propuesta la responsabilidad en el turismo sostenible".

LUGARES CON HISTORIA Y MUCHAS VISITAS

Otro atractivo del corredor es el Frigorífico Anglo, por cuyas máquinas, en las épocas de mayor apogeo, que coincidieron con las dos guerras mundiales, más de 5.000 vacas pasaban semanalmente para ser procesadas y convertidas en extracto de carne y "corned beef", sus productos estrella, que dieron alimento a las tropas inglesas y alemanas en ambos conflictos.

También los pueblos de San Javier, fundado por inmigrantes rusos, y el de Villa Soriano, el asentamiento europeo más antiguo en territorio del país suramericano.

A estos, y a los tantos otros destinos que ofrece el corredor, situado en el literal oeste de Uruguay, llegaron 610.633 visitantes residentes en el exterior y otros 603.299 locales durante 2019, antes de que la pandemia de la covid-19 causara estragos en el sector.

"Este corredor permitió fortalecer ámbitos asociativos, mejorar la promoción, la difusión y la comercialización de las distintas propuestas. Se identificaron recursos que estaban ahí y que permitieron darle una nueva vuelta a las propuestas de las distintas localidades", puntualiza García.

Algunas de estas son las aventuras náuticas, la pesca deportiva, las fiestas tradicionales y los relajantes baños en las termas, todas acompañadas de una gastronomía propia con decenas de productos locales como el pescado de río, la miel isleña, los cítricos y los vinos.

Los "pájaros pintados", que bautizan este corredor turístico y que son el significado en guaraní del país que tiene nombre de río, como escribió el cantautor uruguayo Jorge Drexler, ahora tienen la oportunidad de traspasar fronteras y recibir un reconocimiento internacional.

Santiago Carbone