EFEBangkok

El ministerio de Salud de Camboya informó hoy que los 781 pasajeros del crucero Westerdam que todavía permanecen en el país -entre ellos cinco españoles- han dado negativo en las pruebas para determinar la infección de coronavirus.

Holland America Line, propietaria del navío, anunció en las redes sociales los resultados, que dan vía libre para que los viajeros, algunos de los cuales se encuentran todavía en el barco a la espera de desembarcar mientras otros permanecen alojados en hoteles, inicien el viaje de regreso a sus países.

Las autoridades aun no han dado a conocer los resultados de los análisis por COVID-19 realizados a los 747 tripulantes que permanecen a bordo.

El crucero, que salió el 1 de febrero de Hong Kong, recibió el viernes permiso para atracar en Sihanoukville tras ser rechazado por cinco países por temor a que alguna de las 2.257 personas a bordo estuviera infectada por el coronavirus.

Varios centenares de personas desembarcaron ese mismo día y regresaron a sus países, proceso que se detuvo el sábado después de que una pasajera estadounidense diera positivo cuando ya se encontraba en Malasia, donde sigue ingresada en el hospital en condición estable.

A raíz del positivo, Malasia y Tailandia anunciaron que no admitirán la entrada al país de pasajeros del Westerdam mientras varios países de origen de los pasajeros han puesto en marcha mecanismos para hacer el seguimiento de los repatriados.

Holland America Line defendió su decisión de iniciar la repatriación de pasajeros al asegurar que "tomó relevantes precauciones", incluidos exámenes médicos antes de llegar a Camboya y del desembarco, y reiteró que durante el viaje no se detectó ningún indico por el COVID-19.

Entre los pasajeros se encontraban 651 estadounidenses, 127 británicos, 91 holandeses y 57 alemanes, así como viajeros de más de una treintena de países, incluidos España (7), Argentina (5), Brasil (5), Ecuador (5), México (5) y Chile (3).