EFEBrasilia

El Ministerio de Salud de Brasil alertó este martes de que "más de 18 millones de brasileños" no han regresado a los hospitales en el día programado para que se les administre la segunda dosis de la vacuna contra la covid-19.

Aunque el número de personas con la segunda dosis atrasada ha disminuido un 10 % en la última semana, la cartera señaló que le "preocupa" el contingente de la población que debería estar con el ciclo de vacunación completo y no lo está por motivos desconocidos.

El ministro de Salud, Marcelo Queiroga, recordó en un comunicado que uno de los motivos por los que la pandemia sigue una tendencia descendente desde junio es el avance de la campaña de vacunación, que empezó el pasado 17 de enero.

"A pesar de tener un escenario más tranquilo (...) no es la hora de relajarse. Todos sabemos que solo con la segunda dosis garantizamos la máxima protección contra la enfermedad", advirtió el ministro.

Brasil es uno de los países más castigados por la covid-19 junto con Estados Unidos y la India, al contabilizar unos 605.000 fallecidos y 21,7 millones de positivos desde el inicio de la crisis sanitaria, hace exactamente 20 meses.

Hasta la fecha, un 72 % de los 213 millones de brasileños han recibido la primera dosis, mientras que un 52 % ya tiene el ciclo de inmunización completo, según datos oficiales.

Pese al alto número de rezagados con la segunda dosis, los datos evidencian la buena acogida que ha tenido la vacuna entre los brasileños, a pesar del negacionismo del presidente Jair Bolsonaro, quien niega la gravedad del virus, censura el distanciamiento social y duda de la eficacia de las mascarillas y las propias vacunas.

La gestión del Gobierno de Bolsonaro frente a la pandemia fue investigada por una comisión en el Senado que, en su informe final, aún pendiente de aprobación, ha acusado al mandatario de nueve delitos, entre ellos "crímenes contra la humanidad".