EFETegucigalpa

Más de 6.000 personas han sido detenidas en Honduras por incumplir el toque de queda, declarado hace tres semanas y ampliado hasta el 19 de abril en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus, que ha cobrado la vida de 23 hondureños, informó este jueves una fuente oficial.

El portavoz de la Secretaria de Seguridad, Jair Meza, dijo que las fuerzas del orden además de las detenciones han decomisado 2.000 vehículos.

“Aquí se aplica la Ley de Convivencia, en contexto, ellos están detenidos 24 horas y por los vehículos se les aplican las sanciones de 600 lempiras (unos 24 dólares)”, explicó Meza, según un comunicado de la Presidencia hondureña.

Señaló que Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos principales ciudades del país centroamericano, acumulan el mayor número de detenidos, aunque no precisó cifras.

El Gobierno de Honduras anunció la víspera la extensión del toque de queda hasta el 19 de abril.

POBLACION DEBE SER DISCIPLINADA

Para enfrentar la crisis por pandemia del COVID-19, los hondureños deben ser "disciplinados" y no salir de sus casas si no es necesario, señaló Meza.

“Paradójicamente (el hondureño) no tiene que hacer nada y solo quedarse en casa y esa es la misión que tiene que cumplir”, enfatizó.

Dijo además que el "gran reto" de la población es "no hacer nada más que quedarse en casa y si eso no lo podemos hacer será muy triste".

Instó a la población a disfrutar en familia el "tiempo de paz y reflexión de estar con Dios" que representa la Semana Santa.

Según las cifras oficiales, en Honduras hay 23 muertos de 343 contagiados por coronavirus.

Del total de contagiados, 67 están hospitalizados, de los cuales 46 se encuentran en condición estable, 13 en condición grave y 8 en unidad de cuidados intensivos.

El resto se mantiene bajo la vigilancia de personal de la Secretaría de Salud.

NO PORTAR ARMAS

El portavoz de la Secretaría de Seguridad indicó que durante el toque de quedan cancelados los permisos de portación de armas de fuego.

"Si usted tiene su permiso, guarde su arma, que no tiene validez en este momento de alerta roja y en su momento daremos a conocer cuando pueden usar su permiso autorizado”, explicó.

Meza destacó que la mayoría de la población ha tenido un "muy buen" comportamiento durante el toque de queda.

Sin embargo, aseguró que las fuerzas de seguridad deben "trabajar mucho" con otra parte de la ciudadanía que no quiere acatar las medidas de restricción.

Entre otras medidas, se bajará en algunos casos a la mitad la autorización de ciudadanos para visitar los establecimientos habilitados para atender clientes: supermercados, farmacias, bancos y estaciones expendedoras de combustibles.