EFECiudad de México

Autoridades mexicanas recuperaron el cuerpo de un migrante peruano, que murió por ahogamiento en el fronterizo río Bravo (río Grande en Estados Unidos), además de rescatar a otros tres migrantes que se quedaron varados en el caudal, informó este lunes Instituto Nacional de Migración (INM).

En un comunicado, el INM, dependiente de la Secretaría de Gobernación (Interior) indicó que agentes del Grupo Beta -unidad del instituto especializada en brindar orientación y asistencia a migrantes- llevaron a cabo ambas acciones.

Indicó que el hallazgo del cuerpo ocurrió durante el recorrido preventivo que realizaban agentes de migración, quienes observaron el cuerpo de una persona que flotaba en el Río Bravo, a la altura del punto conocido como Rancho Dos Cruces.

Mediante un aerobote, el personal del INM llegó hasta el lugar para rescatar el cuerpo de la persona identificada como hombre adulto y a quien se le encontró un pasaporte del país sudamericano, Perú.

Del hecho se dio conocimiento a la Fiscalía General del Estado de Coahuila, norte de México, para el levantamiento del cuerpo y realizar las periciales correspondientes para la identificación.

En el caso de los tres migrantes, se explicó en la nota que la mañana del domingo agentes de la oficina de representación en la ciudad de Piedras Negras, Coahuila, recibieron el aviso de auxilio que tres hombres adultos (dos originarios de Colombia y uno de El Salvador), quienes ya no pudieron avanzar entre la fuerte corriente del río.

Los agentes llegaron al lugar conocido como Paseo del río, entre los puentes internacionales I y II, hasta donde llegaron con un aerobote para auxiliara los migrantes.

Tras las asistencia médica, los migrantes fueron trasladados a las instalaciones del INM para continuar con el proceso migratorio correspondiente.

La región vive un flujo migratorio récord hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) detectó a más de 1,7 millones de indocumentados en la frontera con México en el año fiscal 2021, que terminó el 30 de septiembre.

Pero México también ha afrontado críticas por el despliegue de más de 20.000 elementos de las Fuerzas Armadas en la frontera norte y sur para retener a los migrantes, de los que deportó a más de 114.000 en 2021.