EFEAsunción

Miles de estudiantes marcharon hoy por el microcentro de Asunción para solicitar al Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) mayor inversión en infraestructuras, educación técnica, almuerzo escolar y tecnología, según explicaron a Efe desde la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes).

La Fenaes, convocante de la protesta de esta martes, denunció "la crisis educativa que hay hoy en Paraguay" y pidió "un presupuesto propio" para este colectivo concreto de alumnos.

Esta petición fue el principal objetivo de la marcha, que partió desde un céntrica plaza del microcentro de Asunción para dirigirse hacia la sede del ministerio de Hacienda y posteriormente al MEC.

Los alumnos se manifestaron en las calles de la capital para pedir que se mejoren las infraestructuras de los colegios públicos, debido al mal estado de estos; la ampliación del almuerzo escolar al total de los centros educativos del país.

También reclamaron la mejora de la educación técnica profesional con mayor atención a las herramientas, maquinarias y materiales necesarios, además de la implementación de un enfoque educativo tecnológico que proporcione tabletas a los alumnos para su uso en los centros educativos.

Al grito de "Esta es la revuelta del sector estudiantil" o "Va a caer la educación de HC (Horacio Cartes, presidente de Paraguay)", los alumnos de los centros educativos de Educación Técnica y Secundaria recorrieron durante dos horas las calles del microcentro de Asunción.

Uno de los miembros de la Fenaes, Carlos Spinzi, explicó a Efe durante la marcha que además de la movilización en la capital del país suramericano, los alumnos también realizaron protestas en otros diez departamentos.

Además de los estudiantes de secundaria también participaron alumnos universitarios, representados por la Federación de Estudiantes de la Universidad Nacional de Asunción (Feuna).

La protesta de este martes es la tercera en menos de una semana contra el ministro de Educación, Enrique Riera, lo que a juicio de los estudiantes evidencia la necesidad de acción en la cartera educativa.

Los estudiantes esperarán ahora a la presentación del Presupuesto General de la Nación en el Congreso, que se producirá a primeros de septiembre, y decidirán en función de lo que estipule el Gobierno.

"No vamos a descansar, vamos a seguir firmes y nos vamos a seguir movilizando en todo el país", advirtió Spinzi.

El pasado viernes, alumnos y profesores salieron, por separado, a las calles de Asunción para hacer llegar sus protestas al titular de Educación.

Los estudiantes de la Unión Nacional de Centros de Paraguay (Unepy) pidieron entonces la inclusión de los libros de texto en el presupuesto oficial, mientras que los profesores solicitaron una subida salarial.

Paraguay invierte 3,5 % de su producto interior bruto en educación, muy por debajo del 7 % mínimo exigido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) a nivel mundial.