EFECaracas

La delegación canaria desplazada a Venezuela y encabezada por el viceconsejero de Acción Exterior, Juan Rafael Zamora, se reunió este martes con el embajador español en el país, Jesús Silva, con quien abordó los problemas de los emigrantes del archipiélago y sus descendientes en esta nación.

"A lo largo de esta mañana hemos visitado a la Consejería de Trabajo de Asuntos Sociales y Emigración del Gobierno de España en Caracas, hemos estado en jornada de trabajo con el consejero laboral; en la que hemos expuesto toda una serie de problemas y posibles soluciones para emigrantes y descendientes canarios que residen en Venezuela", explicó Zamora a Efe.

AFECTADOS POR LA CRISIS

Según explicó, muchas de esas dificultades están "derivadas de la situación socioeconómica que viven muchos de nuestros conciudadanos canarios residentes en Venezuela".

"Fundamentalmente derivados de la crisis económica y crisis social que conlleva que tengan dificultades tanto en adquisición de alimentos básicos como en tratamientos sanitarios o la adquisición de medicamentos", sostuvo el viceconsejero.

Por eso, detalló que abordaron con las autoridades diplomáticas españolas "toda una serie de medidas que están estableciendo para el conjunto de los españoles y de los canarios desde la Fundación España Salud (FES)".

Además, desde el Gobierno de Canarias quieren resaltar la "colaboración interadministrativa" con el ejecutivo central. De ese modo, ambas administraciones consiguen "unos objetivos mucho más fructíferos" para los ciudadanos españoles.

NUEVO DELEGADO CANARIO

En la reunión presentaron formalmente ante el embajador Silva al nuevo delegado del gobierno de Canarias en Venezuela, José William Montesdeoca, que tomó posesión del cargo este lunes.

Montesdeoca explicó que su objetivo es "bastante claro" en su nuevo cargo: "intentar ayudar lo máximo posible" a los cerca de 60.000 canarios y descendientes que viven en Venezuela, tomando en consideración que su administración "como cualquier otra" tiene unos "recursos que son tremendamente escasos".

Por ello, se enfocará "en lo posible tanto en el tema de salud como de alimentos y económico a la población canaria residente en Venezuela".

El representante del archipiélago aseguró que llega a su cargo "con mucha ilusión, ganas de hacer cosas en pro de este colectivo y sobre todo teniendo cercanía, gestos solidarios".

"Durante mi presentación lo hablaba con ellos (los emigrantes y descendientes) que van a tener en la delegación del gobierno canario sus puertas abiertas de forma permanente los 365 días al año, además que (la delegación) es su casa y pueden ir a solicitar y preguntar", dijo.

Para ello, recorrerá el país para conocer la situación en las regiones fuera de Caracas y trabajará con las entidades que agrupan a los canarios en el interior del país petrolero pues las considera "vitales" toda vez que "ayudan a agilizar" el trabajo de la delegación que no puede "llegar en tiempo real a todo".

"Las asociaciones dan asistencia domiciliaria, asistencia médica en centros financiados por el gobierno de Canarias y colaboran de forma muy directa con la delegación", apostilló Montesdeoca.

La visita de la delegación canaria comenzó este lunes y se prolongará hasta el martes 26 de noviembre.

Recorrerá varios estados venezolanos para conocer cómo establecer las líneas a seguir para dar cobertura a las ayudas específicas que den respuesta a las peticiones de los canarios y descendientes que viven en Venezuela.

La delegación canaria además se reunirá con el comité de dirección de la FES y visitará la hermandad Nuestra Señora de las Nieves, el Centro Hispano Venezolano, el Hogar Hispano de Valencia, el Hogar Hispano de Yaracuy y el Hogar Canario Larense, así como el centro de acogida Nuestra Señora de los Reyes.