EFEAsunción

Varios miles de mujeres ataviadas con camisetas y pañuelos de color morado se manifestaron hoy por las calles del centro de Asunción para luchar por erradicar la violencia contra las mujeres en Paraguay, en donde se registraron 38 feminicidios y 33 tentativas hasta noviembre de este año.

Las mujeres, de todas las edades, marcharon en una protesta aderezada con batucada, bailes y cánticos reivindicativos en el marco del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

A primera hora de la tarde comenzaron a congregarse en la Plaza Italia, donde fueron llegando primero por docenas y después por cientos, integradas en diversas asociaciones, grupos de amigas o de forma individual.

Allí comenzaron a organizar las posiciones de la posterior marcha hacia la céntrica Plaza de la Democracia, se vistieron del representativo color morado y prepararon pancartas con lemas entre los que destacó la frase "Ni una menos".

También recordaron y practicaron los cánticos que posteriormente repitieron una y otra vez a viva voz durante todo el transcurso de la marcha.

Una vez en marcha, la protesta copó varias cuadras de longitud, que avanzaron para detenerse frente al Ministerio Público para realizar una protesta concreta.

Las reivindicaciones se centraron en contra de la cultura patriarcal, los abusos y agresiones, físicas, verbales y psicológicas que sufren a diario, en contra de la Iglesia y de los sectores políticos más conservadores del país suramericano.

Además de marchar por las muertes de mujeres víctimas de la violencia machista, una lacra que según el fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, "es una cuestión cultural en Paraguay", también protestaron por otras razones.

Entre ellas se encuentran las violaciones a menores, con un promedio de cuatro niñas que cada día son víctimas de abusos sexuales en Paraguay, según los datos del Ministerio de Salud Pública.

En referencia a los embarazos tempranos, las organizadores de la manifestación indicaron a través de un comunicado que el 20 % de los partos en el país se producen en mujeres menores de 19 años, lo que se traduce en 21.900 adolescentes al años aproximadamente.

Para luchar contra este panorama para las mujeres de Paraguay, las manifestantes se dirigieron a una céntrica plaza de Asunción en la que cerraron la marcha con la lectura de un manifiesto orientado a no tolerar la violencia contra ellas.

En ese sentido, destacaron que no van a permitir el retroceso en los derechos conseguidos hasta ahora, aunque reivindicaron seguir luchando para conseguir alcanzar los derechos humanos que les corresponden.

Casi un centenar de asociaciones de mujeres de Paraguay respaldaron la movilización de este sábado, entre estudiantiles, indígenas, culturales, de vecinas, rurales, periodísticas, sindicatos y partidos y movimientos políticos.

Esta mañana el presidente paraguayo, Horacio Cartes, mostró el "compromiso" de su Gobierno contra la violencia contra las mujeres en el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, publicó el mandatario a través de su cuenta en Twitter.

Un 7,2 % de las paraguayas justifica que su pareja les golpee si ella sale sin avisar, descuida a los hijos, discuten, se niega a tener relaciones sexuales, se le quema la comida o siente que le provoca celos, según una encuesta elaborada por Unicef y diferentes organismos paraguayos publicada esta semana.