EFEManagua

Nicaragua comenzó este lunes a aplicar las vacunas cubanas Abdala y Soberana 02 a niños de 2 años en adelante hasta adolescentes de 17 años de edad, y la Sputnik Light a personas con edades de entre 18 a 29 años.

Decenas de niños y adolescentes, acompañados de sus padres, así como adultos jóvenes, acudieron desde tempranas horas a los puestos de vacunación, que suman 1.800, establecidos por el Ministerio de Salud en los 153 municipios de Nicaragua, para ser inyectados contra la covid-19, de acuerdo con las autoridades.

En el primer día de vacunación la concurrencia fue dispar, ya que mientras en algunos puestos las filas eran notorias, en otros había espacio para más personas, como pudo constatar Efe.

La semana pasada las autoridades nicaragüenses informaron que esperan vacunar a 2,1 millones de menores de edad.

A esa cifra se suma la cantidad de adultos de entre 18 y los 29 años, calculada en al menos 1,1 millones de personas, para totalizar 3,2 millones, según datos oficiales de Nicaragua, un país de 6,5 millones de habitantes.

Las vacunas aplicadas a los menores de edad son las de origen cubano Abdala y Soberana 02, que de momento no cuentan con la autorización de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La fórmula inoculada en los adultos jóvenes es la Sputnik Light, que consiste en una sola dosis y que según Rusia tiene una eficacia del 70 % frente a la variante delta del coronavirus, cuya presencia en Nicaragua no ha sido confirmada por las autoridades locales.

La Sputnik Light tampoco ha recibido la aprobación de la OMS, organismo que no se opone a las fórmulas que los Gobiernos de cada país decidan aplicar.

Nicaragua espera adquirir 2,4 millones de dosis de vacunas cubanas en 2021, y ya ha garantizado 3,39 millones de la fórmula rusa.

Nicaragua ha aplicado las vacunas Covishield, AstraZeneca, y Pfizer, principalmente por donaciones de España, Noruega, la India, Panamá, y el mecanismo Covax de la OMS, que garantiza medicinas a países pobres, más un préstamo de Honduras.

El Gobierno de Nicaragua tenía como meta vacunar al 43,8 % de los 6,5 millones de habitantes, es decir, 2,8 millones de nicaragüenses, pero la misma podría variar tras las adquisiciones de las fórmulas rusas y cubanas.

Hasta mediados de octubre Nicaragua no ha alcanzado a vacunar al 10 % de su población, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La pandemia ha dejado 207 muertos y 16.044 casos confirmados de covid-19 desde marzo de 2020 en Nicaragua, según las estadísticas del Ministerio de Salud.

Por su parte, la red de médicos del independiente Observatorio Ciudadano Covid-19 ha reportado 5.887 fallecimientos por neumonía y otros síntomas relacionados con la pandemia, así como de 31.036 casos sospechosos.