EFEManagua

El Gobierno de Nicaragua se solidarizó este domingo con Cuba, por la muerte del político y diplomático cubano Ricardo Alarcón de Quesada, a los 84 años

“Extendemos a ustedes, con admiración y cariño, la solidaridad de nuestro pueblo y Gobierno”, escribieron el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, en un mensaje dirigido al gobernante de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y al líder cubano Raúl Castro.

Alarcón, graduado de Filosofía y Letras en la Universidad de La Habana, integró el ala urbana de las guerrillas de Fidel Castro, que derrocaron a Fulgencio Batista en 1959. En 1994 encabezó al Gobierno de su país en las negociaciones con Estados Unidos para un nuevo acuerdo migratorio que puso fin a la llamada “crisis de los balseros”.

Ortega y Murillo afirmaron sentir “gran tristeza del tránsito a otro plano, de nuestro querido compañero Ricardo Alarcón, brillante y ejemplar revolucionario, brillante y ejemplar diplomático, patriótico, leal defensor de Cuba y su pueblo y de todas las causas justas, en todos los momentos de su vida”.

El fallecido exdiplomático fue brevemente embajador de Cuba ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para luego presidir durante 20 años la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento),y convertirse en una de las figuras más influyentes del país.

“A toda la familia de Ricardo, a todos los compañeros de trabajo en sus distintas etapas de elocuente y potente servicio a la revolución cubana, a su pueblo, a Fidel, a Raúl; a todos los miembros del partido y a cada uno de ustedes, nuestro abrazo fraternal y nuestra siempre unidad, en la continuidad de las luchas por la dignidad y soberanía de nuestro pueblos”, concluyeron Ortega y Murillo.

El presidente de Nicaragua es un conocido aliado del Gobierno de Cuba. Ambos países pertenecen a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos o (ALBA-TCP).