EFEWashington

Grupos de niños, adolescentes y familias inmigrantes entregaron hoy cartas y carbón en el Congreso a los representantes como método de presión para que aprueben antes de irse de vacaciones una solución a la cancelación de la Acción Diferida (DACA) y al Estatus de Protección Temporal (TPS).

Según informaron en un comunicado de la asociación We Belong Together, los niños y adolescentes acompañaron a las legisladoras demócratas Lucille Royball-Allard y Pramila Jayapal en una rueda de prensa previa al reparto de estas cartas y carbón.

Los pequeños eligieron una u otra opción en función de si el comportamiento de los congresistas había sido "bueno o malo" hacia niños y familias inmigrantes este año.

Los menores y adolescentes pidieron a legisladores y a los líderes de ambas cámaras que aceptaran un "acta limpia para soñadores" y que protegieran a las familias amenazadas por las eliminaciones del TPS antes de que los congresistas se vayan de vacaciones por Navidad bajo el lema "Un sueño para las fiestas".

La delegación estuvo conformada por pequeños y familias procedentes de Colorado, Florida, Virginia, Nueva York, Nueva Jersey, Massachusetts, Nevada, Tennessee y Distrito de Columbia.

Entre aquellos que participaron activamente en la iniciativa, se encontraron, además de las de los menores y las legisladoras -directoras del Grupo de Trabajo de Mujeres por la Reforma Migratoria-, familiares de inmigrantes afectados por las cancelaciones de DACA y TPS y activistas de diversas asociaciones por los derechos de los inmigrantes.

El pasado septiembre, el presidente Donald Trump canceló el programa de Acción Diferida (DACA) que protegía a jóvenes que habían llegado a Estados Unidos cuando eran niños de la deportación.

Posteriormente, el mandatario decidió anular también los permisos TPS de haitianos y nicaragüenses y dejó en el aire el futuro de los salvadoreños y hondureños que también se benefician de este plan destinado a personas procedentes de países en conflicto o que han sufrido catástrofes naturales.

Las protestas se suman a las decenas de manifestaciones ocurridas en los últimos meses, a días de que los legisladores se vayan de vacaciones por las fiestas navideñas y en plena negociación de los presupuestos, en la que podría incluirse la solución a las cancelaciones de DACA y TPS.