EFENueva York

Decenas de neoyorquinos salieron este martes a la calle en distintas partes de la ciudad para unirse a las celebraciones por la condena de Derek Chauvin, el ex agente de policía acusado de matar al afroamericano George Floyd en mayo pasado en Mineápolis (Minesota, EE.UU.), y pidieron que sea sentenciado a la pena máxima de cárcel.

"Estamos felices de que el tribunal haya declarado que el policía que mató a George Floyd es culpable. Lo que estamos esperando es que cuando sea sentenciado sean los 40 años que le esperan", dijo a Efe Carla Reyes, profesora de escuela pública y que altavoz en mano se dirigió a las varias decenas de personas que se concentraron en la emblemática plaza de Times Square.

Los miembros del jurado encontraron a Chauvin culpable de asesinato involuntario en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años, y homicidio involuntario en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

Como no tiene antecedentes penales, solo podría ser condenado a un máximo de 12 años y medio de prisión por cada uno de los primeros dos cargos y a 4 años de cárcel por el tercero.

Para esta estadounidense, la condena de Chauvin es "un paso adelante de la justicia" pero queda todavía "mucha pelea por delante".

"También estamos luchando por todos los hombres y mujeres que han sido matados por la policía en este país y la lucha no parará hasta la liberación del pueblo negro en este país", agregó.

Entre los carteles luminosos, los grupos de jóvenes que bailaban "breakdance" y el mítico vaquero desnudo que siempre aparece por Times Square, se levantaron los gritos de los presentes recordando el nombre de George Floyd y de otras víctimas de la violencia policial.

"La sentencia era necesaria", asegura por su parte Mary Rothfusz, que no esconde su alegría por la decisión del tribunal y que muestra su esperanza de que lleve a un cambio.

"Espero que esto haga que la gente siga comprometiéndose y haya cambios y reformas", subrayó a Efe Rothfusz.

Las protestas se repitieron por otros lugares como Union Square, también en Manhattan, y en otros distritos de la ciudad como Brooklyn y El Bronx.

Los principales responsables políticos y de seguridad de Nueva York también han mostrado su satisfacción por la decisión de los doce miembros del tribunal.

El comisario de la Policía de Nueva York, Dermott Shea, afirmó en un breve comunicado en Twitter que "se ha hecho justicia".

"El NYPD (Departamento de Policía de Nueva York) estará esta noche en las calles asegurándonos que las manifestaciones pacíficas pueden proceder con seguridad", agregó.

"Le pedimos a cualquiera que vaya a salir para expresar sus preocupaciones por este juicio que trabajemos juntos, que sea pacífico, que no haya destrucción de la propiedad y juntos los superaremos", subrayó.

Mientras, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que "el veredicto de hoy es una poderosa declaración de rendición de cuentas", pero aseguró que eso "no es lo mismo que la justicia".

"No hace que una situación inaceptable se vuelva aceptable (...) pero esto debe de impulsar nuestra marcha continuada hacia la igualdad", agregó.

El alcalde de la ciudad, Bill De Blasio, también dijo que "hoy se ha hecho justicia", pero afirmó que "esto es solo el principio", porque se seguirán llevando a cabo "reformas reales" en torno a las prácticas policiales para que el país sea más seguro.

De Blasio, sin embargo, pidió también "paz y calma" para las protestas previstas en la tarde y noche de hoy en Nueva York. EFE

jfu-hc/ares

(foto)(vídeo)