EFEPanamá

Las autoridades sanitarias reportaron este domingo 841 nuevos casos y 30 muertes por la COVID-19, para un acumulado de 74.492 contagios confirmados y 1.639 fallecidos por la enfermedad en 154 días de pandemia.

Hay 1.641 pacientes hospitalizados, 157 en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y 1.484 en sala general, mientras que 21.837 se encuentran en aislamiento en sus casas y 627 en hoteles que funcionan temporalmente como hospitales.

Desde el 9 de marzo pasado, cuando se detectó el primer caso de la COVID-19 en Panamá, se han realizado 249.980, con 2.768 de ellas aplicadas en las últimas 24 horas, para una positividad de 30 %.

En Panamá, la letalidad de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 es del 2,2 %.

Desde inicios de junio pasado Panamá, un país de 4,2 millones de habitantes, vive una escalada de casos de la COVID-19 que ha llegado a colocar al país entre los primeros con mayor número de contagios nuevos diarios por 100.00 habitantes en la región.

De acuerdo con datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) citados este domingo por la prensa local, Panamá tenía hasta el pasado 3 de agosto la segunda tasa de infectados por cada 100.000 habitantes más alta de la región, solo superado por Chile.

Además, la tasa de mortalidad por la COVID-19 en Panamá se ubicaba hasta el pasado 3 de agosto en 35,4 % por cada 100.000 habitantes, por encima del promedio de América, que es de 35,2 %, publicó este domingo el diario La Prensa.

Las autoridades aseguran que para enfrentar la desbandada de casos se ha reforzado la estrategia de trazabilidad para cortar la propagación del virus mediante la detección de nuevos contagios y el rastreo de sus contactos, sobre todo a nivel comunitario.

EMPRESARIOS PIDEN AGILIZAR LA APERTURA ECONÓMICA

El Gobierno panameño mantiene suspendido el comercio no esencial en casi todo el país desde mediados de marzo, y aplica restricciones a la movilidad en cinco de las diez provincias del país, incluida la capital, donde la enfermedad tiene mayor incidencia.

La Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá (CCIAP) dijo este domingo que "la falta de urgencia" para levantar "gradualmente las restricciones" a las actividades productivas hunde cada día más la economía del país, y pidieron "acciones que contrarresten su preocupante estado a causa de la crisis" sanitaria.

Cinco meses de pandemia, indicó el gremio, "deben servir para reflexionar y replantear con urgencia los esquemas que permitan que atendamos los aspectos sanitarios y sociales de la mano de una economía que contribuya y facilite mantener los empleos y por ende el bienestar de quienes habitan Panamá".

El Gobierno de Laurentino Cortizo prevé para este año una contracción del 9 % en la economía de Panamá, un país en el que antes de la crisis el 45 % de la población vivía de la economía informal y el desempleo se situaba en el 7,1 %.

La elevada informalidad y que se considere insuficiente e irregular la ayuda estatal de 100 dólares mensuales por familia para los sectores más desfavorecidos son vistos como factores que han impedido bajar la curva de las infecciones, que está disparada desde hace dos meses, pese a que rigen estrictas normas de confinamiento desde el inicio de la pandemia en las regiones más afectadas.