EFECiudad de Panamá

El Gobierno de Panamá redujo de 10 a 7 días el aislamiento de casos positivos por la covid-19, y autorizó a las empresas y comercios a utilizar "pruebas auto plicadas" entre sus trabajadores, informó este lunes el Ministerio de Salud (Minsa).

La medida, aprobada mediante Decreto Ejecutivo, establece que si en la prueba auto aplicada sale negativo, la persona se mantendrá en sus labores habituales, pero si el resultado es positivo deberá acudir a un centro de hisopado público o privado a realizarse una prueba de antígeno o PCR, señaló un comunicado del Minsa.

Las empresas o comercios reportarán a las autoridades sanitarias los resultados de estos test "como una manera de llevar un control", dijo a Efe una fuente oficial, y aclaró que no se trata de pruebas caseras que "aún no se han aprobado".

En cuanto al aislamiento, el decreto contempla que será por siete días si la prueba de antígeno o PCR es positiva, pero al quinto día el paciente se hará un test de antígeno que de ser negativo regresará a su trabajo y de ser positivo continuará con el retiro y repetirá la muestra al séptimo día.

Si al séptimo día el resultado es negativo podrá reincorporarse a sus labores, pero si sale positivo se prolonga el aislamiento hasta el décimo día.

Además, el Decreto estipula que cumplirán cuarentena de cinco días los que hayan estado en contacto con un paciente positivo y desarrollado síntomas, "sea que tenga o no esquema completo de vacunación contra la covid-19".

También se confinarán por cinco días los que tengan contacto estrecho con un positivo y no hayan desarrollado síntomas y no tengan el esquema completo de vacunación. En ambos casos deben hacerse prueba de antígeno al quinto día, señala la norma.

Adicionalmente y de forma optativa, se autoriza a empresas y comercios a crear centros de hisopados para detectar el virus causante de la covid-19, señala la información oficial.

Estas medidas se anuncian luego de que el sector privado alertara de una merma entre sus plantillas de trabajadores debido al período de aislamiento incluso en casos de no presentar síntomas y estar vacunado.

Panamá, que atraviesa por una agresiva cuarta ola pandémica empujada por la variante ómicron, agregó este lunes 5.455 nuevos casos de la covid-19 y 10 muertes por la enfermedad, para llegar a 650.130 contagios confirmados y 7.609 defunciones en 22 meses de pandemia, según el informe diario del Minsa.

Hay 89 pacientes hospitalizados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y 767 en sala general, mientras que 77.953 están aislados en sus casas y 472 en hoteles, para un total de 79.281 casos activos.

En esta jornada se aplicaron 14.472 pruebas para detectar casos de covid, con una positividad de 37,6%.

En cuanto a la vacunación, a la fecha se han aplicado 6.986.304 dosis de vacunas contra la covid-19. De ese total, 3.202.400 son primera dosis; 2.852.222 segunda dosis; 921.973 dosis de refuerzo y 9.709 tercera dosis a pacientes inmunodeprimidos.

La cobertura de la población meta es de 80,7% con primera dosis y 71,9% con segunda dosis.