EFEAsunción

Paraguay alcanzó este miércoles 599 infectados por el coronavirus SARS-CoV-2 en 24 horas, su mayor cifra de la pandemia, y sumó de nuevo siete fallecidos, como hace dos días, para totalizar 93 decesos por la COVID-19, informó el Ministerio de Salud.

En la fecha fueron procesadas 2.123 muestras, de las que 499 dieron positivo, 208 por contacto, 22 de personas retornadas del exterior y 269 sin nexo, todos aislados, detalló la cartera en su informe diario.

"Lamentamos informar (de) 7 fallecidos", agregó el parte oficial en el que se señala que 93 permanecen internados, 35 de ellos en cuidados intensivos, mientras los recuperados fueron cifrados en 58 para totalizar 5.384.

El acumulado de casos aumentó a 8.018 y el de activos 2.541.

En cuanto a las áreas de expansión del virus, Alto Paraná (43,9 %) sigue como foco de la pandemia, seguido por el departamento Central (28,5 %) y Asunción (16,09 %).

A RESPETAR LOS PROTOCOLOS

El director de Vigilancia Sanitaria, Guillermo Sequera, insistió hoy en extremar cuidados al momento de salir de la casa o de participar en reuniones sociales, principal fuente de los contagios sin nexo, según las autoridades sanitarias.

"Si se va a compartir comida, como un asado, lo recomendable es que cada persona lleve sus propios cubiertos sin olvidar que al comer es fundamental cumplir estrictamente con la distancia de seguridad de 2 metros", enfatizó citado en un comunicado ministerial.

Por su parte, la directora de Promoción de la Salud, Adriana Amarilla, señaló que ante la dispersión de casos lo ideal es evitar reunirse con personas que se encuentran dentro del grupo de riesgo o con aquellas que conviven con este sector de la población.

La relajación social es lo más inquietante para las autoridades paraguayas que este fin de semana retomarán los controles nocturnos para recordar a la ciudadanía la vigencia del decreto que restringe el movimiento en esa franja horaria.

Ante la flexibilización de la cuarentena "no habrá restricción ni detención, sí el intento pedagógico de hacer entender a la gente los horarios permitidos y el cumplimiento del protocolo sanitario", dijo el ministro del Interior, Euclides Acevedo, citado en un informe de esa cartera.

CAÍDA DE CAPACIDAD DIAGNÓSTICA

El Ministerio de Salud afirmó hoy que la caída de la capacidad de diagnosis de los últimos días se "ha debido a brotes aparecidos en dos de los principales laboratorios del país", lo que generó "una baja de recursos humanos y obligó a aplicar una estrategia de priorización de muestras".

Añadió que el inconveniente será superado con el correr de los días y que los test "se seguirán realizando normalmente a todos aquellos que cuenten con criterio epidemiológico establecido según los protocolos vigentes".

El informe explica que en las áreas de transmisión sostenida del virus las personas de contacto de un caso confirmado serán consideradas "positivo sin necesidad de realización de la prueba, salvo específicas excepciones".