EFEAsunción

Paraguay totalizó este domingo 803 muertos en lo que va de pandemia tras los 21 nuevos decesos en 24 horas y acumula 38.684 contagios por la COVID-19 en momentos en que el país se encuentra en el pico de casos.

En la fecha fueron procesadas 2.648 muestras, de las que 762 dieron positivo y de éstos 755 son de casos comunitarios y 7 del exterior, mientras que 678 personas están hospitalizadas, 154 de ellas en unidades de cuidados intensivos.

En cuanto a los recuperados, estos suman 662 en el último reporte para un acumulado de 22.419, en tanto que los casos activos en todo el país ascienden a 15.462, 79 más que el día anterior, según datos que el Ministerio de Salud publica en redes sociales.

Desde la detección del primer caso, el 7 de marzo pasado, las autoridades sanitarias realizaron un total de 269.710 pruebas, de las que 231.026 dieron negativo y 38.684 positivo, lo que da un 13,9 % de confirmaciones a la enfermedad.

De acuerdo al comportamiento de la pandemia, puede que Paraguay haya alcanzado el pico, "la cúspide, que puede prolongada en el tiempo", afirmó el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, en su última rueda de prensa de actualización de casos, el pasado viernes.

El ministro insistió en la necesidad de que los ciudadanos mantengan las reglas básicas de prevención como el uso de tapabocas, el lavado frecuente de manos y el distanciamiento físico para "seguir aplanando la curva"·

"Estamos en una situación particularmente importante (...), estamos un punto de inflexión, éste es el momento crítico más clave y es muy importante que podamos sostener todas las conductas apropiadas", resaltó Mazzoleni

También destacó que su país se mantiene en una "situación privilegiada" con respecto al promedio general de la región, con una desaceleración de las cifras de contagios y de muertes en las últimas tres semanas.

En la actualidad, el foco de la pandemia se encuentra en la capital del país, Asunción, y las ciudades del conurbano, con un aumento sostenido de casos y número de fallecidos, aunque los datos más recientes indican que ese fenómeno tiende a ralentizarse.