EFEAsunción

Paraguay registró este viernes 27 muertos por la enfermedad de la COVID-19, la cifra más alta hasta ahora, y acumula así 611 fallecidos desde marzo, según el reporte diario del Ministerio de Salud publicado en sus redes sociales.

Este viernes también se confirmaron 1.014 nuevos positivos, de los que 1.008 fueron casos comunitarios y seis procedían del exterior.

Con estos nuevos datos, el número total de contagiados desde marzo hasta la fecha asciende a 32.127.

En cuanto al número de internados, los hospitales paraguayos albergan en este momento a 618 ingresados, de los que 143 se encuentran en la unidad de terapia intensiva.

Además, en las últimas horas se dio el alta a 608 personas, con lo que el número de recuperados suma 16.921 personas.

El ministro de Salud de Paraguay, Julio Mazzoleni, dijo este viernes, en su conferencia de prensa semanal, que pedirá al presidente, Mario Abdo Benítez, extender por otras dos semanas la restricción social en las regiones con mayor impacto de la COVID-19.

La capital de país, Asunción, junto a los departamentos de Central, que engloba el conurbano capitalino; Alto Paraná, en la frontera con Brasil, y los de Concepción y Caaguazú, mantienen una alta tasa de mortalidad y de contagios comunitarios.

En estas regiones debería finalizar este domingo la fase 3 de la denominada "cuarentena social", que restringe la circulación nocturna y la venta de alcohol en esas horas.

El ministro advirtió de un sostenido retroceso de la expansión en Alto Paraná, en cuya capital, Ciudad del Este, la segunda urbe del país, "existe un patrón de descenso a juzgar por lo casos confirmados en las últimas semanas y la cantidad de fallecidos".

Paraguay registró el primer caso de coronavirus el pasado 7 de marzo, en un ciudadano que regresaba de un viaje de trabajo a Ecuador.

Pocos días después el Gobierno decretó una cuarentena total y el cierre de las fronteras, que comienzan a abrirse en algunos puntos muy concretos.