EFELima

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció este viernes la extensión del estado de emergencia hasta el 24 de mayo para reducir la tasa de contagios del coronavirus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad del COVID-19), si bien el toque de queda nocturno arrancará a partir las 20.00 horas, dos horas más tarde que aplicado hasta la fecha.

En una presentación desde Palacio de Gobierno, Vizcarra declaró que "tenemos que extender el estado de emergencia por dos semanas más, hasta el domingo 24, porque no sería responsable por parte de nosotros que, cuando estamos con una tasa de contagio mayor de uno, levantarlo. Eso generaría un rebrote".

La vigencia de la cuarentena vencía el próximo domingo 10 de mayo, pero al mantenerse en ascenso la curva de contagios, varios ministros de Estado, como los de Defensa y del Interior, adelantaron que se debía extender sobre todo por el porcentaje de incumplimiento de las medidas de un 40 % de la población en algunas regiones.

Esta decisión choca con los pedidos de gremios empresariales y analistas, que abogaban por levantar la exigencia del aislamiento social obligatorio para evitar un descalabro aún mayor de la economía.

CONTAGIO MENOS UNO

El jefe de Estado explicó que al inicio del estado de emergencia, decretado el 15 de marzo, la tasa de contagio era de tres, es decir que cada enfermo podía contagiar a otras tres personas, pero que con las medidas de la cuarentena y toque de queda aplicadas desde entonces se ha reducido a poco más de uno.

Sin embargo, agregó que se tiene que mantener el esfuerzo realizado hasta ahora para reducir la tasa de contagio a menos de uno.

"En la actualidad, con esa inmovilización social, cada persona que tiene virus contagia a uno, ya no a tres como era al inicio. Ese esfuerzo ha logrado bajar la tasa de contagio a 1,1 ó 1,2", señaló.

El mandatario afirmó que "todos hemos sufrido estos 54 días de estado de emergencia. No hay nadie que no lo ha pasado duro, todos tenemos dificultades, pero para que valga la pena completamente, tenemos que hacer un esfuerzo adicional para que baje a menos de uno".

REDUCEN TOQUE DE QUEDA

En ese sentido, Vizcarra, acompañado por sus ministros, explicó que una de las modificaciones al estado de emergencia, a partir del lunes 11, será el horario de la inmovilización obligatoria que se aplicaba en las noches a nivel nacional, a excepción de las regiones de Loreto, Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad.

"A partir del lunes 11, la inmovilización obligatoria que es a partir de las 6 se corre hasta 8 de la noche. Vamos a poder hacer las transacciones financieras o compras hasta la 8 de la noche", informó.

Esta medida permitirá que la atención en los bancos sea por lo menos hasta las cuatro de la tarde y de los locales comerciales hasta las seis, con el fin de evitar las aglomeraciones en algunos de los puntos identificados como los más altos focos de contagio del virus.

Asimismo, también anunció que a partir de la próxima semana los menores de 14 años podrán salir de sus hogares a pasear, un máximo de media hora diaria, en compañía de un adulto, y sin alejarse más de 500 metros de sus hogares, algo que está prohibido desde el primer día del Estado de Emergencia.

MERCADOS CRÍTICOS

El presidente también anunció que el Gobierno ha decidido intervenir los mercados de abastos, uno de los principales focos propagadores de la enfermedad en el país.

Así, sin especificar qué medidas concretas tomará, apunto que 380 de los 2.000 mercados del país, "en estado crítico", serán intervenidos por "sus mínimas condiciones de higiene y salubridad.

"Si disminuimos la afluencia de gente en los bancos, y el desorden en la mayoría de mercados, vamos a disminuir la tasa de contagio", afirmó el mandatario.

REGIONES CON MÁXIMA RESTRICCIÓN

No obstante, Vizcarra dijo que hay regiones del país donde "tenemos que ser todavía bastante drásticos" por el nivel alto de enfermos y que mantendrán el horario de restricción, desde las cuatro de la tarde, como lo son Loreto, Lambayeque, Piura, La Libertad y Tumbes.

Al menos 150.000 efectivos de la Policía Nacional y las fuerzas armadas estarán en las calles para hacer cumplir las órdenes de inmovilización y cuarentena, precisó el mandatario.

MÁS DE 61.000 CASOS

De acuerdo al último reporte de la enfermedad emitido por el Ministerio de Salud, el número de casos se elevó este viernes a 61.847 enfermos con el coronavirus, de los cuales 6.155 están hospitalizados, mientras que el número de fallecidos subió a 1.714.

Un total de 473.190 personas han sido muestreadas para descartar la enfermedad, y 19.012 han sido dadas de alta.

Vizcarra indicó que el gobierno ha logrado incrementar el número de camas para hospitalización de 2.000 al inicio de la pandemia a más de 8.000 en la actualidad, y que la cantidad de camas en Unidades de Cuidados Intensivos pasó de 100 a más de 900.