EFELima

Perú celebra este 28 de julio los 200 años de su independencia, un acontecimiento que debe ser visto como una gran oportunidad para que los peruanos se unan "en la diversidad" e impulsen un cambio de valores que permita forjar un país "sin tantas brechas" y diferencias para afrontar los desafíos del futuro.

Como parte de ese objetivo, el Proyecto Especial Bicentenario, la organización responsable de la gestión y formulación de la Agenda de Conmemoración de la efeméride, planteó la iniciativa "Los valores del Bicentenario", para promocionar el acontecimiento histórico como una oportunidad para "un cambio de valores en torno a la unión".

Los expertos remarcan que la pandemia ha mostrado las grandes desigualdades que persisten en el país andino, desde promesas incumplidas, a la corrupción y la discriminación, que hacen que se deba hacer "un largo trabajo" para recuperar en los próximos años los temas sanitarios, sociales, políticos, económicos y emocionales.

DIÁLOGO Y RESPETO

Para alcanzar ese cambio de valores se propone que Perú sea un país con igualdad de oportunidades, íntegro, amigable con el medioambiente, integrado y competitivo, orgulloso de su identidad y diversidad, y que apele al diálogo para resolver sus problemas.

Precisamente, en un sondeo nacional de "Valores y ciudadanía" realizado en 2020 por la empresa privada Datum para el Proyecto Especial Bicentenario, 5 de cada 10 encuestados consideró que los peruanos no practican ningún valor, pero 6 de cada 10 afirmó que se está ante "una oportunidad de cambio" y el 99 % de ellos se mostró comprometido a alcanzar un cambio de valores.

Además, 7 de cada 10 peruanos quiere recuperar la confianza en los demás, un principio que destaca junto a acciones como ser solidario, respetar al que piensa diferente, rechazar la cultura "del más vivo" y ver su gran diversidad "como riqueza".

UNA INICIATIVA DE VALORES

Es en ese contexto, que el Proyecto Especial Bicentenario ha presentado su iniciativa, que convoca a todos los peruanos a comenzar el tercer siglo de su vida independiente generando nuevos y mejores acuerdos que pongan en el centro al bien común.

"Creo que nosotros debemos sacar adelante al Perú, construyéndolo a través de los valores, trabajar con honestidad, con respeto y responsabilidad", afirmó a Efe la directora ejecutiva del Proyecto Especial Bicentenario, Laura Martínez Silva.

Tan solo con esos tres valores, añadió, se podría "hacer una gran nación, un gran país, respetando al otro, al diferente, dialogando por sus derechos, siendo responsables por nuestras propias competencias, por nuestros derechos y deberes también".

"Ese debiese ser nuestro compromiso, y a través del Proyecto Especial Bicentenario estamos trabajando para hacer este espacio de reflexión. Nosotros no tenemos capacidad de sacar adelante lo que no se ha hecho en 200 años, pero sí de dejar la semilla, quizás, de la reconciliación como país y de poder abrazarnos en el futuro", acotó.

ESPACIO PARA REFLEXIONAR

Martínez dijo que el proyecto que dirige ha trabajado desde 2018, cuando fue creado, "para sacar adelante la unión de la ciudadanía", a pesar de que su labor también ha sido impactada por la pandemia y por el contexto de crisis política y social que se presentó en los últimos tiempos en su país.

En ese sentido, se ha llevado adelante una serie de actividades conmemorativas que ha incluido desde cátedras y cabildos a un programa de voluntariado con cerca de 80.000 inscritos, que "debe ser uno de los más grandes de movilización ciudadana de Perú".

El Proyecto también se ha vinculado "a todo lo que viene a ser la parte artística, patrimonial, material e inmaterial" y ha lanzado "Unidos por el Bicentenario" bajo la premisa de que los más de 33 millones de peruanos pueden unirse "a través de una sola bandera".

En estos 200 años de vida republicana, añadió Martínez, su país "ha vivido en constantes guerras" y enfrentado eventos como las pandemias, "pero siempre ha habido peruanos y peruanas que han sacado al Perú adelante, ha habido como siempre esos grandes nudos y problemas complejos, pero también muchas posibilidades".

LA NECESIDAD DEL CAMBIO

El especialista Jorge Yamamoto, coordinador y fundador del Grupo de investigación en bienestar, cultura y desarrollo de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), participó en el "componente de los valores del bicentenario", que incluyó una serie de estudios investigación a nivel nacional sobre este tema.

Yamamoto comentó a Efe que sus investigaciones determinaron que los peruanos perciben "una grave crisis de valores", pero también están "muy comprometidos para trabajar por un cambio".

Como parte de las investigaciones, se detectó que existe un sentimiento de envidia que afecta "diferentes áreas de bienestar, de productividad, de cooperación vecinal", así como la actitud de hacer "el trabajo 'así no más', que es un estándar de calidad que va en oposición a la responsabilidad".

Por todo eso, remarcó Yamamoto, es necesario que "se refuerce la necesidad de un plan nacional de valores de largo aliento", con el objetivo de lograr que todos se den cuenta de que si quieren el bienestar de su familia y amigos tienen "que vivir con valores".

"Debemos enfatizar que no hay una solución fácil, pero sí hay soluciones de alta eficacia, y una de ellas es unirnos en un plan estratégico multisectorial y de largo plazo en torno a los valores", resaltó.