EFEGuatemala

El partido guatemalteco Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), nacido de las bases del Comité de Desarrollo Campesino (Codeca), clamó por justicia este viernes tras el asesinato de una de sus integrantes, la decimoséptima víctima del colectivo en dos años.

La víctima del asesinato, cometido al final del jueves de acuerdo con varias fuentes, fue identificada como Dominga Ramos, esposa de uno de los dirigentes del partido Miguel Ixcal, quien además es asesor de la diputada indígena Vicenta Jerónimo, la única legisladora que representa al MLP en el Congreso de Guatemala.

El partido exigió una investigación "pronta y efectiva" que esclarezca el homicidio y se dé "castigo al hecho", calificado por la organización "no como un asesinato común, claramente es una persecución política".

Ramos, de 53 años de edad, fue asesinada en su domicilio en la comunidad Las Delicias, municipio de Santo Domingo, en el sureño departamento de Suchitepéquez, a unos 180 kilómetros de Ciudad de Guatemala, según confirmaron las autoridades.

El partido publicó que el asesino tocó a la puerta de Dominga Ramos y cuando esta abrió la puerta de su casa este dijo: "Este encarguito es para usted" y disparó en repetidas ocasiones.

La organización detalló que Ramos era integrante de Codeca y del MLP, cuyas siglas "aún están pintadas en la entrada de su vivienda, anunciando la candidatura a la alcaldía de Santo Domingo de su esposo Miguel Ixcal, en 2019".

Por este hecho, el ombudsman guatemalteco, jefe de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, ofreció en su cuenta de Twitter sus "condolencias y solidaridad" con Ixcal y los integrantes del MLP, de Codeca y de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas.

Además, subrayó que es "urgente que las autoridades tomen acciones para evitar que hechos de violencia continúen enlutando a las familias guatemaltecas".

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Guatemala manifestó también su condena al crimen e instó a "investigar los hechos".

El asesinato de Dominga Ramos se suma al de otros 16 dirigentes de la organización que han sido asesinados desde medidos de 2018, cuando se registraron los primeros ataques a la cúpula del movimiento campesino.

Codeca es una organización surgida en 1992 que cuenta con más de 90.000 miembros y que aboga por la democratización de la tierra y la nacionalización de la energía eléctrica y lucha contra el alza de su precio, y ha sido acusada de robos de luz en las comunidades en las que actúa.