EFELuque (Paraguay)

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, llegó este miércoles a Paraguay para reunirse con su homólogo, Mario Abdo Benítez, con el objetivo de unir fuerzas para combatir los incendios que afectan al norte del país, junto a la triple frontera con Brasil y Bolivia.

En un breve encuentro en el aeropuerto Silvio Pettitossi, Piñera recordó los compromisos de los países del G7 en Francia para contener los incendios en la Amazonía, mientras que Abdo Benítez agradeció la cooperación chilena, que ha puesto a su disposición un avión con capacidad para descargar 3.000 litros de agua en la zona del Chaco.

El presidente chileno aterrizó en la ciudad paraguaya de Luque, horas después de visitar en Brasil al presidente Jair Bolsonaro, con quien acordó una reunión de líderes de los países de la Amazonía para el próximo 6 de septiembre para analizar la situación generada por los incendios.

"En la reunión del G7 que se desarrolló con las economías más desarrolladas del mundo hace unos días atrás en Biarritz se trataron muchos temas, pero uno de ellos fue cómo unir fuerzas para colaborar más y mejor y hacer frente al calentamiento global, al cambio climático, a los incendios", explicó Piñera en una declaración conjunta en la pista del aeropuerto.

Piñera aprovechó su discurso para agradecer su trabajo a las fuerzas de emergencias paraguayas que en la última semana se han encargado de contener un incendio que arrasó 37.000 hectáreas de vegetación.

"Yo quiero apreciar y felicitar al pueblo paraguayo, al ejército, a los pilotos, a los bomberos y al presidente Abdo por su rápida y eficaz actitud y reacción que tuvieron ante un peligro inminente", indicó el presidente de Chile.

Asimismo, Piñera evidenció la necesidad de que el continente desarrolle a través del Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur) una "infraestructura compartida" para hacer frente a las catástrofes naturales, como los incendios o las inundaciones.

Por su parte, Abdo Benítez elogió en su discurso el "gesto de solidaridad con el pueblo paraguayo" que ha tenido el Gobierno chileno, al facilitar vehículos como el avión antiincendios, que durante el encuentro reposaba en la pista del Silvio Petirossi.

"El señor presidente Piñera cuando recibió la información de que en la zona norte de nuestro país estábamos con peligro de una catástrofe climática por los incendios en la región, nos llamó se comprometió, nos ofreció ayuda", agregó el presidente paraguayo.

Abdo Benítez puso en valor la importancia de que Piñera pudiera contar ante los países del G7 la "problemática que está viviendo la región, las Amazonías y un poco el sector del pantanal y del Chaco Paraguayo y Boliviano".

El presidente paraguayo, que durante los últimos dos días ha estado recorriendo las zonas afectadas al norte del país, reconoció que el fuego "está bastante controlado", aunque afirmó que el equipo de emergencias está preparado, por si se produjera un repunte.

Además del combate de los incendios, los dos mandatarios aprovecharon su encuentro, de apenas una hora, para debatir otras cuestiones como los avances en la construcción del corredor bioceánico o políticas para profundizar su agenda comercial.

Más allá de este breve encuentro, los presidentes de Paraguay y Chile se han emplazado para una reunión más amplia con sus respectivos gabinetes que se desarrollará en Asunción en el próximo mes de marzo.