EFEMéxico

La próxima década será crucial en la batalla contra el cáncer, ya que de no hacer algo más para combatir esta dolencia en 10 años se incrementarán un 67 % los nuevos casos de esta enfermedad en Latinoamérica, alertó este viernes una especialista.

"La inacción de los Gobiernos ante esta enfermedad, además del envejecimiento y el crecimiento poblacional inciden en que los casos estén en aumento", dijo a Efe Isabel Mestres, directora de asuntos públicos de la iniciativa City Cancer Challenge.

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer que se celebra el próximo martes día 4, Mestres agregó que el aumento en los casos varía dependiendo los países de la región.

Por ejemplo, se estima que en Uruguay podría crecer un 23 % mientras que en Costa Rica los nuevos casos se elevarían un 92 % en los próximos 10 años.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es una de las primeras causas de muerte a nivel mundial y en 2015 se le atribuyeron 8,8 millones de fallecimientos.

Mestres recordó que el 70 % de todas las muertes por cáncer registradas se producen en países de ingresos bajos y medios. Se prevé que los casos anuales de cáncer aumentarán de 14 millones en 2012 a 22 millones en las próximas dos décadas.

En México, esta enfermedad es la tercera causa de muerte después de las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

Tan solo en 2018 se registraron más de 83.000 decesos a causa de este padecimiento y cerca de 191.000 casos nuevos fueron detectados.

Mestres resaltó que la visión en la lucha contra el cáncer debe cambiar pues aún existen desafíos en la región para reducir el número de nuevos casos.

"En Latinoamérica uno de los factores es la inacción de los Gobiernos, como por ejemplo, en el cáncer cervicouterino", manifestó.

Explicó que este tipo de cáncer, por ejemplo, puede ser curable hasta en un 90 % si se detecta a tiempo, pero el problema es que en la región no existe acceso suficiente al tamizaje -papanicolaou- o no suelen acudir a realizarlo porque aún existen tabúes al respecto.

En ese sentido, dijo que los Gobiernos en Latinoamérica no han puesto suficiente atención al gasto en salud, lo que ayudaría a mejorar esta situación no solo en cáncer cervicouterino, sino en otros cánceres que pueden detectarse con test preventivos.

"Lo que vemos en Latinoamérica es que, a diferencia de otros países, donde la media de inversión es del 10 % del producto interno bruto (PIB), hay naciones como México donde la inversión es del 5 % o Perú y Colombia donde es del 6 %", aseveró.

Recordó que el único país que se equipara a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud en gasto en ese ramo -la cual es de 10 % como mínimo- es Brasil en donde se eleva al 11 % del PIB.

Del mismo modo, señaló que otros de los problemas es que en la región siguen existiendo sistemas de salud muy fragmentados, lo que provoca muchas ineficiencias y falta de coordinación entre todos los sectores involucrados, "todavía hay mucho trabajo por hacer al respecto", indicó.

Añadió que la falta de registros nacionales ha dificultado que se avance en la lucha contra el cáncer, pues aunque algunos países ya han empezado con estas estadísticas todavía no se sabe cuál es la envergadura que tiene el cáncer y "en dónde hay que atacar los problemas, hacia dónde ir y en dónde invertir los recursos".

Esto incide también en que en la mayoría de las naciones latinoamericanas no existan planes nacionales que ayuden en el combate contra la enfermedad.

Admitió que para que esta lucha sea más efectiva también debe buscarse que se involucren todos los actores, "tanto el público como privado tienen que formar parte de un plan y de las medidas de acción", dijo Mestres.

Es por ello que la iniciativa global City Cancer Challenge ha marcado una diferencia en los paradigmas para afrontar esta enfermedad.

Este modelo tiene como objetivo ayudar a algunas ciudades del mundo a convertirse en líderes en la planificación e implementación de soluciones para el diagnóstico y tratamiento del cáncer.

También pretende implementar soluciones integrales para el combate y prevención del cáncer en ciudades de más de un millón de habitantes en el mundo.

Porto Alegre (Brasil), Kigali (Ruanda), Cali (Colombia), Asunción (Paraguay), Kumasi (Ghana), Tbilisi (Georgia) y Yangón (Myanmar) son las ciudades que se han unido al C/Can en diferentes momentos desde el 2017, y algunas han logrado ya exitosos resultados.