EFESanto Domingo

La República Dominicana registra 51 muertos y 1.109 contagiados por el coronavirus, lo que supone un aumento de 208 nuevos pacientes en las últimas 24 horas, según informó este martes el Ministerio de Salud Pública.

El número de fallecimientos aumentó en 9 casos en las últimas 24 horas y la tasa de letalidad se sitúa en el 5 %, según el boletín presentado por el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, en una rueda de prensa virtual.

De los contagiados, 127 se encuentran hospitalizados y 926 en aislamiento domiciliario, mientras que otras 5 personas han recibido el alta médica tras superar la enfermedad, declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El 55 % de los casos se concentra en el gran Santo Domingo y también hay un gran número de contagios en las provincias septentrionales de Santiago y Duarte.

En esta última provincia se han registrado 22 de los fallecidos, lo que supone el 71 % de las defunciones a causa del coronavirus en el país.

En la rueda de prensa, el ministro advirtió de que se podrían endurecer las medidas restrictivas que ha adoptado el Gobierno para prevenir el aumento de los contagios en el país, que está en estado de emergencia desde el jueves 19 de marzo.

El lunes hubo largas filas en los supermercados y bancos, después de que circulasen rumores sobre un posible confinamiento total de la población, que fueron desmentidos por el Gobierno.

Al día siguiente de entrar en vigor el estado de emergencia se decretó el toque de queda, cuyo horario de aplicación actual es de 17.00 a 6.00 de la mañana.

Asimismo, el Gobierno ha obligado a cerrar comercios no esenciales, empresas con gran número de trabajadores, como las de servicios telefónicos, así como decenas de instituciones públicas.

En su comparecencia, el ministro agregó que el Gobierno está abierto a las colaboraciones y donaciones para afrontar la crisis sanitaria, al tiempo que se refirió a la dificultad que enfrenta el país para acceder a los kits para procesar las pruebas por parte de los proveedores internacionales. EFE

mf-mp/cav