EFEWashington

Los senadores estadounidenses Susan Collins (republicana) y Joe Manchin (demócrata) acusaron este sábado al juez del Tribunal Supremo Brett Kavanaugh de mentirles sobre su posición con respecto al aborto durante su polémico proceso de confirmación en 2018.

En declaraciones a los medios, tanto Collins -una de las senadoras republicanas más progresistas- como Manchin -uno de los demócratas más conservadores- recordaron que Kavanaugh les hizo creer hace cuatro años que su preferencia era mantener el status quo de la jurisprudencia en esta cuestión.

Sin embargo, Kavanaugh -cuya confirmación en 2018 fue de lo más polémica al saltar a la luz un presunto episodio de abusos sexuales cuando era universitario- fue uno de los seis magistrados del Supremo que el viernes votaron a favor de revocar la protección legal al aborto en EE.UU. vigente desde 1973.

"Me siento engañada", aseguró Collins. Manchin, por su parte, incluyó en el mismo paquete a otro juez, Neil Gorsuch, y dijo que en su momento confió tanto en Kavanaugh como en Gorsuch cuando le dijeron que iban a respetar la jurisprudencia.

Collins y Manchin votaron a favor de las confirmaciones de ambos jueces y, especialmente en el caso de Kavanaugh, este podría no haber recabado los suficientes apoyos si ambos senadores se hubiesen opuesto a su confirmación.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos, de mayoría conservadora, acabó el viernes con la protección del derecho al aborto, vigente desde 1973, con una polémica decisión, que, según el presidente Joe Biden, hace retroceder al país 150 años.

El fallo fue aprobado con el apoyo de seis de los nueves jueces de la máxima instancia judicial estadounidense y mantiene una ley del estado de Misisipi que restringe el aborto a partir de las 15 semanas de gestación.

No obstante, la mayoría conservadora del Supremo decidió ir más lejos y revocar los precedentes sentados en el pasado por el propio tribunal que amparaban ese derecho.

La decisión no supuso una sorpresa porque el borrador del fallo se filtró en mayo pasado a los medios de comunicación.